deducir gastos autónomo

Tres requisitos imprescindibles para que un autónomo pueda deducirse un gasto

Los gastos deducibles han de estar vinculados a la actividad económica del autónomo

La actividad profesional que lleva a cabo un autónomo implica la realización de una serie de gastos. Estos, si bien son necesarios, pueden deducirse en sus declaraciones, tanto de IRPF como de IVA. Según informa Marqués Assessors desde su página web, son tres los requisitos imprescindibles para llevar a cabo este procedimiento.

  1. El primero de ellos es confirmar que los gastos están vinculados a la actividad económica. Es por ello, subrayan desde esta organización, que no pueden ser deducibles aquellos que pertenecen a la vida personal del autónomo, “puesto que en ese caso actúa como consumidor final, y no como empresario”.
  2. En segundo lugar, hacen referencia a que los gastos deducibles han de estar justificados documentalmente. Así, estas cantidades han de presentarse mediante factura completa, con los datos que requiere la ley.
  3. Asimismo, como tercera obligación destaca la contabilización. Es decir, además de presentar facturas, estos documentos deben estar contabilizados adecuadamente para que su anotación aparezca en los libros pertinentes que exige la Agencia Tributaria por ley.

En paralelo, desde esta organización también se hacen eco de aquellos que ejercen su actividad desde su domicilio particular y a las novedades que les va a suponer la nueva Ley de autónomos. Entre ellas han destaco la deducción del 30% de los gastos facturados por los suministros principales.

Normas
Entra en EL PAÍS