Más políticas activas de empleo en lugar de más subsidios

El objetivo del Plan Prepara de recolocar a los parados no se ha cumplido con éxito

En el juego de cesiones, exigencias y transacciones que rodean las relaciones políticas entre las Administraciones públicas hay siempre ganadores y perdedores. A las agencias privadas de colocación, especializadas en búsqueda de empleo, les ha tocado formar parte de este último grupo en las negociaciones que ha llevado a cabo el Gobierno con las comunidades autonómas para prorrogar el plan Prepara. El Ejecutivo cedió ayer a la demanda de las autonomías de excluir la colaboración con estas agencias de los indicadores que se utilizan para repartir los fondos destinados a políticas activas de empleo s. Hasta ahora, un 10% de la parte variable que recibe las comunidades autónomas para colocar a sus desempleados dependía de la existencia de acuerdos con las agencias de colocación para que estas actuasen de intermediarias. Ello suponía un fuerte respaldo al sector, que dejará de contar con esa muleta.

Desde que el Tribunal Constitucional determinase en julio que el Plan Prepara forma parte de las competencias autónomas, el Gobierno ha tenido que negociar para lograr prorrogar y seguir gestionando esas ayudas, cuyo montante oscila entre los 450 y los 400 euros mensuales y puede cobrarse durante seis meses improrrogables. El Prepara, junto a la RAI (Renta Activa de Inserción) y el PAE son los tres programas de ayuda dirigidos a desempleados que agotan el cobro de la prestación contributiva por el desempleo, así como la mayor parte de los subisidios.

Pese a que el objetivo del Plan Prepara es proporcionar formación a los parados de larga duración para encontrar empleo ese fin no se ha cumplido, por lo que el plan se ha convertido en una ayuda económica. Y sin embargo, no son los subsidios –o la ayudas que funcionan como tales– lo que necesitan las personas sin empleo, sino una formación eficaz para reintegrarse en el mercado laboral. Parte de la contraprestación que han exigido las regiones para prorrogar el Plan Prepara es aumentar el montante de las políticas activas de empleo. Y hacen bien en exigirlo. Nadie debería olvidar aquel viejo consejo sobre la utilidad de enseñar a pescar en lugar de dar peces.

Normas