El expresidente de Fórum Filatélico: “Los sellos tienen historia de beneficio”

El juicio contra Briones y 27 acusados más arranca 11 años después de la intervención

268.000 inversores en filatelia se vieron afectados por el desfase patrimonial de 2.848 millones

Fórum Filatélico
El expresidente de Fórum Filatélico, Francisco Briones, en el juicio de 2015. EFE

El juicio por la presunta estafa de Fórum Filatélico, en la que 268.000 inversores en sellos perdieron su dinero, ha arrancado este lunes cuando han pasado 11 años desde la sorpresiva intervención de la compañía, que llevaba décadas operando, y de su competidora Afinsa.

Cerca de un centenar de afectados, compuesto fundamentalmente por jubilados, se congregaba en protesta a las puertas de la sede de la Audiencia Nacional De San Fernando de Henares. La división interna del colectivo se ha hecho carne a la llegada del expresidente de Fórum y máximo acusado del caso, Francisco Briones, al que unos abuchean y otros, que creen que la intervención fue injusta, apoyan decididamente.


Briones afronta una pena de hasta 27 años de prisión por los presuntos delitos de estafa continuada, insolvencia punible, el continuado falseamiento de cuentas anuales y blanqueo de capitales, según el Ministerio Público, representado este lunes por los fiscales Juan Pavía y Alejandro Luzón, hoy al frente de Anticorrupción.

El expresidente de Fórum se sienta en el banquillo junto a otros 27 exresponsables de la firma filatélica, si bien uno de ellos falleció en agosto y otro, residente en el extranjero, que se ha ausentado en la sesión por falta de notificación, según su abogado.

El juicio ha comenzado con casi una hora de retraso debido a la dificultad para acomodar a las tres decenas de acusados –varios de ellos galos, que precisan de la presencia de traductores–; las seis decenas de acusaciones (61), que reclaman unos 3.700 millones de euros; la docena de afectados que obtuvo permiso para acceder a la sala y por el fallecimiento este domingo de Javier Martínez Lázaro, magistrado que iba a redactar la sentencia.

El tribunal definitivo lo preside Manuela Fernández, a la que acompañan Ramón Sáez Valcárcel y Fermín Echarri, quienes tras resolver alguna cuestión preliminar dieron paso al interrogatorio del fiscal al principal acusado.

“He sido coleccionista toda mi vida. Desde los 12 años he comprado y vendido sellos en la Plaza Mayor”, declaró Briones, que se presentó como una persona “con educación básica” que con 21 años, y a instancias de su hermano, pasó de cabo primero del Ejército a trabajar en el entonces Fondo Filatélico Financiero (luego Fórum Financiero, a petición de las autoridades). “El que les habla tuvo que hacer de chico de los recados”, relató a la sala explicando que pasó de ser el primer comercial de la firma en 1979 a presidirla en 2001.

“Los sellos tienen historia y tienen historia de beneficio”, dijo. “Aquí solo se han comprado y vendido sellos”, ha expuesto al tribunal, defendiendo su gestión y transparencia ante las preguntas del fiscal Juan Pavía que le ha preguntado por qué cobraba un sueldo como presidente a la vez que contrató a sus propias empresas para facturar los servicios comerciales del grupo.

Briones ha aseverado que lo hizo para “optimizar” su situación fiscal, pagando impuestos con las empresas y abonándose un sueldo a sí mismo y a su esposa. Briones ha expuesto que luego puso algunas de esas firmas a nombre de sus hijos para garantizarles su futuro si su salud fallaba, no para ocultarse. Lo que no precisó es por qué estos contratos fueron encontrados en una caja fuerte del banco UBS, en Suiza.

La voz de los afectados

Desde fuera de la Audiencia se colaban los gritos de algunos de los afectados. "Hacienda sí que me cobraba cada año por lo que ingresaba, pero ahora nadie se acuerda de pagarnos", se queja amargamente en la puerta de la Audiencia Anastasio, un jubilado de 67 años, que perdió unos 40 millones de pesetas (unos 240.000 euros) entre Forum y Afinsa.

De momento, tan solo ha recuperado un 10% de su inversión en cada una en el procedimiento concursal, en el que ha rechazado recuperar su filatelia ante las advertencias oficiales de que no valen lo que en su día les prometieron. Los afectados han recuperado de media un 20% de lo que invirtieron.

Anastasio dice no comprender que se tache la operativa de "estafa piramidal", pues a su modo de ver ahora cobra de otra, alega ilustrando que su pensión a cargo de la Seguridad Social le llega por el dinero que aportan hoy día los nuevos cotizantes, explica, quitando peso al esquema de pagos que se achaca a Fórum, en el que los primeros inversores cobrarían gracias al dinero

Otros afectados defienden el valor de la filatelia y de la operativa de Fórum, ven intereses políticos en la intervención y reclaman una comisión parlamentaria para aclarar lo ocurrido. Tres de ellos, que reclaman una solución tras más de una década, cumplen hoy una semana de huelga de hambre junto al Museo Reina Sofía, en Madrid.

De momento, un Juzgado de lo Mercantil de Madrid ya declaró que se cometió una estafa por la que condenó a Briones y otros cinco responsables de Forum a pagar 2.259 millones de euros. Para dilucidar las responsabilidades penales habrá que esperar a conocer lo que depara el juicio que ha arrancado hoy y que se espera que se alargue hasta mediados de diciembre.

Normas