Cadena de envasado y empaquetado de Amifar en Granada.
Cadena de envasado y empaquetado de Amifar en Granada.

El hombre que tira los precios de la crema de Mercadona

Juan Carlos Fuentes, director general de Starhealthcare, está detrás de la crema antiedad Sisbela

La vende a cinco euros cuando en centros de estética cuesta 60

La cadena le ha encargado ahora su línea de protección solar

Se llama Juan Carlos Fuentes, es el director general de Starhealthcare, un pequeño laboratorio granadino de productos de estética para profesionales. Y él solo ha revolucionado el mercado de los productos antiedad y rejuvenecedores, haciendo posible que una crema, que hasta ahora solo se conocía en los ámbitos profesionales de los centros de estética y perfumerías, haya dado el salto y los clientes de Mercadona poco menos que se peguen por ella en los supermercados.

La crema se llama Sisbela, y según asegura Fuentes a Cinco Días, se basa en una formulación que no es propia de Starhealthcare. "Nos la encontramos dentro de una empresa que, en situación de concurso de acreedores, compramos hace tres años".

Esta empresa denominada Alain Ganancia era dueña de unas noventa formulaciones de lo más variado. Todas centradas en el mundo de la estética profesional. Entre ellas apareció, lo que hoy se conoce como Sisbela, "vimos que las señoras de 60 años de edad que regularmente la utilizaban lograban mantener una piel de 50 años". Mercadona se enteró del éxito de esta crema,  "no me pregunte cómo", asegura, "vinieron a vernos y nos convencieron de adaptar nuestras instalaciones para poder suministrarles". Pero Fuentes enseguida precisa, "por mucho que se hable de cremas rejuvenecedoras y de su propiedades, la verdad es que no son eficaces. Lo único que se puede es enmascarar los efectos y minorar el paso del tiempo por la piel".

Desde entonces Starhealthcare se ha convertido en una locura. "No tenemos capacidad física de atender toda la demanda que nos pide Mercadona. A pesar de que nos vemos obligados a ampliar una y otra vez la capacidad de nuestras líneas, entramos continuamente en rotura de stocks. Todo esto ha hecho que en un año hayamos tenido que ampliar plantilla. Hemos pasado de cuatro a 70 trabajadores". El secreto, vender una crema antiedad a cinco euros cuando en las perfumerías especializadas se vende a 60, "a pesar de que nosotros la vendemos a diez euros a los intermediarios", precisa Fuentes.

El hombre que tira los precios de la crema de Mercadona

La clave para que en Mercadona se puedan tirar los precios radica en que "cuando alguien te pide un millón de unidades la fuerza que tengo para negociar con mis proveedores de materia prima es enorme", por eso Mercadona puede vender como vende", asegura Fuentes. En paralelo al éxito de Sisbela, Mercadona le ha encargado el desarrollo de sus nuevas cremas de protección solar.

"El pasado año tuvo problemas con este producto, lo retiró y nos lo encargó a nosotros después de manejar la alternativa de laboratorios alemanes, israelíes y coreanos. Hemos empezado este verano y no hemos tenido casi ningún problema". 

Por ello Fuentes confiesa, "a mi Mercadona me ha ayudado mucho. Se acercaron a la empresa en un momento delicado en el que yo solo tenía deudas y su encargo nos ha permitido estar donde estamos ahora, en un sector tan competitivo en el que te pegas con enormes multinacionales y con un producto que de verdad funciona".

Normas
Entra en EL PAÍS