¿Cómo saber si estoy contratando una buena hipoteca?

¿Cómo saber si estoy contratando una buena hipoteca?

Prestar atención a las comisiones

Importancia del coste de los productos vinculados

El tipo de interés, determinante

En junio de 2017, según los datos vertidos por el Instituto Nacional de Estadística, se constituyeron un total de 29.516 hipotecas sobre viviendas en España. Un 16,5% más que en el mismo mes de 2016. Sin duda una mejora en el mercado hipotecario de nuestro país tras la crisis y la ‘burbuja’ inmobiliaria.

Estos datos concuerdan con los extraídos de la encuesta sobre préstamos bancarios en España de julio de 2017, donde se observa un aumento de confianza de los consumidores en cuanto a los créditos concedidos a hogares para la adquisición de vivienda.

Se solicitan más hipotecas y se confía más en los créditos bancarios para la adquisición de viviendas. A pesar de esto, lo más probable es que antes de solicitar una hipoteca surjan dudas sobre si se está contratando una buena hipoteca o no. Al fin y al cabo se trata de unos de los contratos más importantes que firma una persona a lo largo de su vida.

Tipo de interés: ¿mejor variable o fijo?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) “no hay una regla fija para decir si son mejores los préstamos fijos o los variables: la elección depende de las circunstancias de cada momento”. Hoy por hoy, el tipo de interés más barato está en las hipotecas a tipo variable ya que el euríbor se encuentra en mínimos históricos – concretamente en -0,163 este mes de septiembre–.

Sin embargo, esto no debería ser decisivo para decantarse por un tipo de interés u otro ya que el variable está sujeto a la evolución del mercado y, siguiendo la lógica, los niveles del euríbor acabarán subiendo tarde o temprano. Es recomendable tener en cuenta la situación laboral de cada uno para valorar si se dispone de capacidad económica para hacer frente a un tipo fijo en el que se mantendrá una misma cuota durante toda la vida del préstamo o a uno en el que esta irá variando.

En este sentido hay que destacar que la nueva Ley Reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario, cuya entrada en vigor está prevista para el primer trimestre de 2018, prevé favorecer el cambio del tipo de interés con la reducción de la comisión de subrogación.

¿Vinculación sí o no? Depende

La vinculación es uno de los puntos más importantes para valorar si estamos ante una buena hipoteca o no. Se trata de productos que la entidad ofrece como ventajas adicionales al préstamo hipotecario, pero hay que analizar si realmente van a ser beneficiosos o si, por el contrario, están encareciendo el coste final del préstamo.

Contratar productos como planes de pensiones o seguros de vida, entre otros, no es obligatorio para acceder a una hipoteca pero su contratación sí bonifica el tipo de interés en muchas entidades bancarias. El único seguro obligatorio por ley es el de incendios. Hay que analizar si la rebaja que se aplica por su contratación compensa el coste de dichos productos para saber si abaratará la cuota.

Cuidado con las comisiones

Al igual que ocurre con otros productos como las cuentas corrientes, la ausencia de comisiones es el primer síntoma de una hipoteca barata. Con carácter general hoy en día las hipotecas carecen de comisiones por estudio y apertura pero sí pueden aplicarse otras como la comisión por cancelación, por amortización anticipada – que también se limitará con la nueva ley hipotecaria - o por novación o por subrogación hipotecaria.

Transparencia ante todo

Las cláusulas abusivas en las hipotecas, las múltiples sentencias judiciales que han rodeado a las cláusulas suelo y las reclamaciones por los gastos de formalización de la hipoteca. Todo esto ha hecho que la transparencia en la información y entender todos y cada uno de los puntos del contrato hipotecario sea uno de los factores clave a la hora de pedir una hipoteca.

De hecho, la nueva Ley Reguladora de los Contratos de Crédito incluye en su anteproyecto un apartado dedicado exclusivamente a la transparencia en el proceso de contratación de un préstamo. Será obligatorio y gratuito visitar a un notario que verifique la legalidad del contrato y sus cláusulas y que resuelva cualquier duda que pueda derivarse del mismo.

Normas
Entra en EL PAÍS