empleo autonómo

Solo el 7% de los autónomos pertenecen al sector industrial

Desde julio de 2008 se ha pasado de tener 274.711 autónomos dedicados al sector de la industria a los 237.208 autónomos actuales

En España existen 3.223.142 autónomos. De esta cantidad, solo el 7,4% (237.208) se dedica a la industria. En los últimos diez años, según denuncia ATA, este sector ha perdido 37.503 autónomos. Es concreto, desde julio de 2008 se ha pasado de tener 274.711 autónomos dedicados al sector de la industria a los 237.208 autónomos actuales (-13,7%).

Por comunidades autónomas, se da el fenómeno de que las regiones con mayor presencia de autónomos de la industria son también las que mayor pérdida tienen, siempre por encima de la media nacional. De hecho, solo Navarra ha incrementado sus autónomos dedicados a la industria (+1,1%).

Al respecto, destaca la pérdida del 22,6% de los autónomos que se dedican al sector industrial en el País Vasco. Esta comunidad lidera la pérdida de autónomos en este sector, y son vascos casi uno de cada cinco autónomos de la industria que se han perdido en España, 7.063 de los 37.503 autónomos menos en una década.

Le siguen en pérdida de autónomos las comunidades de Cantabria (-18,3%), Madrid (17,7%), Asturias (-16,2%), Castilla y León y Comunidad Valenciana (-15,6%), y también por encima de la media Cataluña con una pérdida del 14,6% de sus autónomos industriales.

El resto de las comunidades autónomas también pierden autónomos, excepto Navarra que en una década ha conseguido mantener su número de autónomos de este sector. Cierra la década en positivo aunque el incremento sea sólo de 47 autónomos, un 1,1%.

En opinión de Lorenzo Amor, presidente de ATA, el sector industrial en España se ha movido tradicionalmente en las cifras actuales de autónomos, aunque son otros los sectores los que han tenido mayor peso, como los servicios.

“La industria sigue siendo una asignatura pendiente para los autónomos en España”, ha reconocido, para después añadir que apoyarlos con medidas concretas y facilitar, entre otras cosas el relevo generacional para miles de negocios de artesanía y en el ámbito rural que de otra forma se perderían, “es uno de los primeros pasos que hay que dar si queremos relanzar un sector que es muy importante en ciertas comunidades autónomas”.

Normas
Entra en EL PAÍS