Liberbank
Vista de las oficinas centrales de Liberbank hoy en Oviedo. Liberbank, entidad resultante de la unión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura. EFE

Liberbank: el mercado esperaba una fusión

Los analistas prevén un gran descuento en el precio de los títulos de la ampliación

CaixaBank era la principal candidata para una operación corporativa, seguida de Abanca

Pese a que los analistas aplaudieron ayer el plan de saneamiento de Liberbank, que incluye una ampliación de capital de 500 millones de euros de suscripción preferente –el 50% de su capitalización– y la venta de cartera inmobiliaria, su gran lastre, por 800 millones de euros este año, las acciones del banco no pudieron evitar su desplome. Fuentes financieras aseguran que el anuncio el miércoles de esta ampliación sorprendió al mercado, que esperaba más que Liberbank se embarcara en un proceso de fusión.

El plan presentado por el banco permitirá a la CNMV levantar el veto que pesa sobre Liberbank desde hace tres meses para evitar los ataques de las posiciones cortas, apuntan fuentes financieras. Y es que tras la caída de Popular el pasado 7 de junio, los fondos especulativos tomaron como objetivo para ganar dinero los títulos de este pequeño banco.

Encima de la mesa de Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank, había dos alternativas para llevar a cabo el saneamiento del balance de la entidad, una era una fusión y otra la ampliación. El banco ha elegido la segunda, aunque el mercado no descarta que a medio plazo recurra a una operación corporativa.

El Banco Central Europeo estaba totalmente al corriente de las alternativas de Liberbank, aunque el supervisor europeo es partidario, en general, de reducir aún más el número de actores bancarios en España –y en Europa– a través de fusiones.

Varias fuentes financieras aseguran que este banco ha estado en los últimos meses en conversaciones con algunas entidades para su fusión, pero al final, el precio ofrecido, entre otras razones, no convenció a sus accionistas más destacados.

CaixaBank ha sido la principal candidata para quedarse con Liberbank, apuntan las mismas fuentes, aunque la firma catalana asegura que no tiene interés en abordar ahora una nueva fusión tras absorber recientemente al portugués BPI.

Abanca también es otra de las entidades con las que se ha relacionado en las últimas semanas a Liberbank.

Las acciones de Liberbank cerraron ayer a 0,85 euros, con un descenso del 12,37%, aunque llegaron a desplomarse a primeras horas de la mañana un 28%. El mercado, según apuntan varias fuentes, está aplicando ya el fuerte descuento al que puede colocar sus nuevas acciones en el mercado. De momento, el banco explicó en su comunicado del miércoles que la operación se llevará a cabo con una reducción del nominal de la acción de 0,9 euros por título a 0,02, lo que indica que se deja una parte del descuento en este recorte.

Esta ampliación de capital tiene como destino mejorar sus provisiones ya que su morosidad actual es del 11,5%, tasa por encima de la media del sector, en gran parte como consecuencia de su elevada cartera de adjudicados. La idea, según explican fuentes del mercado es que destine a este capítulo alrededor de 700 millones de euros. Su objetivo es llevar este ratio de morosidad al 3,5% en 2019 y elevar sus coberturas de adjudicados del 40% actual al 50%. Tras el cierre de ayer, la acción de Liberbank cotiza a 0,30 veces valor en libro, y el mercado prevé que las nuevas acciones bajen este valor a 0,25 veces.

Liberbank cuenta con el apoyo de todo su consejo, que suma el 68% del capital del banco. Accionistas relevantes como Oceanwood, Ernesto Tinajero y Corporación Masaveu, con el 25,5% del capital en total acudirán a la ampliación. También lo harán las fundaciones bancarias que controlan el 60% del capital. La Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias cuenta con el 44,8% de Liberbank, la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Santander y Cantabria con el 6,38% y la Fundación Bancaria Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura con el 9,02%.

El problema es que estas fundaciones no tienen fondos para acudir a la ampliación, para lo cual venderán sus derechos y acciones para posteriormente acudir a la ampliación. El mercado señala que las posiciones cortar pueden comprar estos derechos para posicionarse mejor en el capital de Liberbank.

Otras claves

El mercado asegura que tras la presentación del plan de Liberbank para reforzar su solvencia la CNMV levantará el próximo día 12 de septiembre el veto para que puedan volver a invertir en el banco los fondos especulativos a través de las posiciones cortas.

Pese a la caída de su acción la deuda subordinada ha mejorado su valor al subir un 6,875%, algo que no ocurrió cuando se conoció el rescate de Popular el 7 de junio. Los bonos subordinados están diseñados para cubrir pérdidas en el capital de una entidad.

La agencia de análisis del riesgo Moody’s reafirmó ayer las calificaciones a largo plazo de Liberbank a B1, con perspectiva estable, tras el anuncio de la ampliación de capital y la venta de cartera inmobiliaria.

El objetivo de Liberbank es ahora acelerar la venta de activos adjudicados a grandes fondos de inversión, frente a la estrategia seguida hasta ahora de vender estos títulos a particulares.

Normas
Entra en EL PAÍS