Liberbank ampliará capital en 500 millones y acelera la limpieza de su balance

El banco reduce de 0,9 euros a 0,02 euros su nominal para llevar a cabo la inyección de capital

La cobertura de sus inmuebles pasará del 40% al 50% en 2019

liberbank

Era un rumor a voces. El mercado llevaba desde hacía varios meses reclamando a Liberbanko una ampliación de capital o una operación corporativa que le permitiera sanear su balance, lastrado por un abultado volumen de activos inmobiliario. La crisis y la posterior resolución de Banco Popular, penalizado por su elevada cartera de activos inmobiliarios, ha hecho que el mercado ponga ahora en la diana a Liberbank.

De momento, ayer anunció la primera vía, una inyección de fondos para desaguar su balance del ladrillo. El banco cuyo primer ejecutivo es Manuel Manéndez realizará una ampliación de capital de 500 millones de euros para acelerar su plan para reducir sus activos inmobiliarios y dudosos.

El objetivo del banco es deshacerse de sus activos inmobiliarios y dudosos por importe de 800 millones de euros antes de final de año, ha informado la entidad a la CNMV. En la actualidad la morosidad de Liberbank es del 11,5%, y su reto es situarla en el 3,5% en 2019 –y la ratio de adjudicados que quede por debajo del 9%–, y elevar sus coberturas al 50% (en la parte baja de la medioa del sector), frente al 40% actual. Para ello, necesita una ampliación de capital que le permita llevar a cabo unas cuantiosas provisiones.

Varios analistas aseguran que la ampliación de capital del banco contará con un importante descuento sobre el precio actual de la entidad, que ayer cerró a 0,97 euros por título.

De momento, la operación se lleva a cabo ya con una reducción del nominal de la acción de 0,9 euros por título a 0,02, lo que indica, según los analistas, “que se deja una gran parte del descuento ya que no se puede emitir por debajo del valor nominal”. De esta forma, el precio al que saldrán al mercado las nuevas acciones tendrán un precio muy inferior al actual.

El anuncio de esta ampliación se produce, además, pocos días antes de que la CMNV tenga la intención de levantar el veto a las posiciones bajistas sobre su capital, lo que ocurrirá el próximo 12 de septiembre, tras dos meses limitadas. El regulador justificó su veto durante dos meses al considerar que las “circunstancias que la motivaron” en julio se mantenían. La medida se adoptó tras sufrir en junio una caída de su cotización del 65% en tres sesiones, lo que puso en alerta a los supervisores, ya escarmentados tras el desplome de Popular en la primera semana de junio (fue intervenido en la madrugada del 6 al 7 de junio).

La entidad ha convocado una junta general extraordinaria para el 9 de octubre con el propósito de aprobar esta ampliación diseñada por Deutsche Bank y Alantra (este último es su asesor), con la que pretende acelerar sus objetivos estratégicos y su plan para mejorar su rentabilidad, ahora situada en el 5% y pasar al 8% de ROE (rentabilidad sobre fondos propios) en 2020 –del 7% en 2019– tras sanear su balance y, por lo tanto, mejorar su perfil de riesgo.

Actualmente, los riesgos minoristas hipotecarios representan el 60% del total de la inversión crediticia de Liberbank. La entidad también espera, según su comunicado, abonar una retribución al accionista con cargo al ejercicio 2018 con un payout ( parte del beneficio destinado a dividendo) del 20%, que se incrementará hasta el 40% en 2020. Para el presente ejercicio el banco no tiene previsto remunerar a su accionista.

El banco que dirige Manuel Menéndez tiene el objetivo de alcanzar “en el corto plazo” una ratio CET1 fully loaded (el que se exigirá en 2019) proforma del 12%, desde el 11,6% actual, aunque este último ratio descenderá tras las fuertes provisiones que debe realizar, razón por la que necesita una inyección de capital que refuerce su solvencia.

Inicialmente Liberbank no tiene por qué tener problemas para suscribir su ampliación que tendrá derecho de suscripción preferente, ya que algunos accionistas relevantes (concretamente, Oceanwood, Ernesto Tinajero y Corporación Masaveu), así como las fundaciones bancarias, han manifestado su intención de acudir a la ampliación. Oceanwood Capital Management cuenta con una participación del 12,65%, Ernesto Tinajero (Aivilo Spain) dispone del 7,4% del capital y Corporación Masaveu está presente en el accionariado del banco con el 5,61%.

Por su parte, la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Asturias cuenta con el 44,8% de Liberbank, la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Santander y Cantabria con el 6,38% y la Fundación Bancaria Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura con el 9,02%.

Según ha informado el banco, la ampliación cuenta con el preaseguramiento de Deutsche y Citigroup Global Markets. La entidad, que está “bien posicionada” de cara a la recuperación de los tipos de interés, según explica, continúa “por el buen camino” con su plan de reducción de costes por debajo de los 400 millones, ha indicado al supervisor.

Especulaciones sobre una fusión con Abanca o CaixaBank

La entidad subió ayer ligeramente en Bolsa, un 0,21% y cerrar a 0,97 euros por título.

En las últimas semans se ha especulado con la posibilidad de que Liberbank anunciara en los próximos meses una fusión con CaixaBank o con Abanca. De hecho, la unión con la entidad gallega iba ganando puntos en el mercado. De momento, esta ampliación de capital supone un balón de oxígeno para Liberbank, acosado por el mercado ante su elevado volumen de activos tóxicos. Pero en el mercado se sigue especulando con su futura fusión, lo mismo que con Unicaja.

Liberbank ya acordó la venta recientemente Pde su servicer inmobiliario Mihabitans a Haya Real Estate, propiedad de Cerberus, por 85 millones de euros. Pese a ello, el mercado le reclama una fuerte reducción del peso de sus inmuebles en su balance, que está muy por encima de la media del sector, una vez que Popular, ya en manos de Santander, haya vendido 30.000 millones de euros de sus activos tóximos a Blackstone.

El anuncio de esta ampliación de capital se produce poco después de que la banca conozca los resultados de los test llevados a cabo por el Banco Central Europeo (BCE) sobre la resistencia de las entidades a cambios de tipos de interés.

Normas