Uber podría salir de su agujero dando acciones a sus conductores

La SEC tendría que dar su visto bueno, al no considerarse empleados

Los furiosos inversores actuales podrían ser un obstáculo, al diluirse sus participaciones

Uber se ha cavado su propio agujero, pero podría salir dando acciones a sus conductores. Está valorándolo pero, dado que no se consideran empleados, la SEC (Comisión de Valores de EE UU) tendría que dar su visto bueno. El plan podría impulsar su dañada marca y ayudar a retener a los conductores. Pero los furiosos inversores actuales podrían ser un obstáculo.

Gestores de activos como Vanguard y T. Rowe Price han rebajado mucho el valor de sus participaciones en Uber, después de meses de denuncias por acoso sexual y sesgos de género. Un grupo de ejecutivos se fue recientemente de la compañía, mientras que el importante accionista Benchmark Capital va a demandar al ex-CEO, Travis Kalanick, para expulsarlo del consejo. Una fuga de conductores en EE UU se suma a su lista de problemas.

La SEC limita las exenciones del proceso de registro de valores para las empresas privadas que emiten acciones a no empleados. Los consultores y asesores están exentos, y Uber ha mantenido conversaciones con la SEC en cuanto a los contratistas independientes. La decisión del supervisor podría también aplicarse a otros, como los trabajadores del servicio de entrega Postmates. La SEC ha bía aceptado ya a los comerciales y contables independientes.
Si obtiene la aprobación, Uber podría basar las entregas de acciones en el tiempo de trabajo del conductor o en su número de viajes, por ejemplo. Eso podría ayudar a mejorar su imagen y evitar que sus chóferes se pasen la competencia. Sin embargo, podría apoyar el argumento de que los conductores son empleados de facto y deben recibir los beneficios asociados.

Otro problema potencial es que los inversores ya molestos por la gestión podrían estarlo aún más por una dilución de sus participaciones. A pesar de que Uber tiene un colchón de más de 7.000 millones de dólares, sigue quemando efectivo y puede necesitar de nuevo a los inversores en el futuro.

Uber ya ha intentado mejorar la moral de los conductores introduciendo propinas en ciertas ciudades. Encontrar otras formas de tenerlos contentos al tiempo que recupera la confianza de los inversores le ayudará a evitar otra colisión múltiple.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas