Bankia supera ya su objetivo inicial para todo el año de clientes con gestor remoto

El 16% de las ventas de la entidad en julio se han realizado de forma digital

El banco rebasó el mes pasado los 500.000 usuarios con experto online

Banca
Personas pasando por delante de una oficina de Bankia

Los clientes bancarios cada vez se hacen más digitales. Es un proceso imparable sin marcha atrás. Eso es lo que demuestran los datos. Bankia, entidad que pretende ser líder en la digitalización del sector, ha logrado superar ya en el mes de julio el objetivo inicial que tenía de clientes atendidos por gestores personales a distancia, mediante el servicio Conecta con tu experto.

A principios de año la idea era cerrar el presente ejercicio con 500.000 clientes con gestores remotos –asesor personal con el que puede relacionarse de forma virtual–, tras cerrar 2016 con 300.000. Pero ya en mayo el banco decidió modificar su reto para llegar a los 600.000. Con datos de 31 de julio el número ya supera el medio millón.

El objetivo de la entidad para 2019 es alcanzar el millón de clientes en este servicio, aunque no sería extraño que al final revisará al alza estos objetivos.

A través de Conecta con tu experto el cliente puede realizar las mismas gestiones que en una oficina tradicional, sin necesidad de desplazarse, al permitir contratar la totalidad de los productos de forma remota, explica la firma financiera.

Los gestores están organizados siguiendo el esquema tradicional de la red de sucursales, con equipos de unas 10 personas por cada oficina virtual.

Bankia abrió en el primer semestre 19 nuevos centros de gestión multicanal, con lo que ya suman 45, de las 50 con las que quiere contar a finales de 2017, repartidas en cuatro direcciones territoriales, con la incorporación –son empleados trasladados de las oficinas tradicionales, por lo general– de 214 nuevos profesionales, con lo que la plantilla de la dirección de negocio multicanal llega a las 491 personas, cifra muy cercana a las 500 con las que Bankia quiere cerrar el año. Para 2019 el objetivo es que el número de asesores de este servicio se aproxime al millar como mínimo.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ya vende a través de los canales digitales el 16% de sus productos en julio, entendiéndose todos los que pueden colocar a un cliente en una oficina, incluidas las hipotecas, explican en la entidad. Este porcentaje contrasta con el 12,7% de junio, y es muy superior al del resto de los meses del año. Hasta ahora el mes en el que el porcentaje de ventas online fue agosto de 2016, con el 13,5%.

En número de operaciones en junio superaban las 300.000 ventas, explica el banco, que añade que “no se trata de consultas o transacciones, sino de ventas reales”. Dentro de estas, “la mayoría son además de Bizum (la aplicación de la banca para realizar transferencias de pequeños importes), préstamos al consumo, cuentas de valores, planes de pensiones, fondos de inversión, e incluso, alguna hipoteca”, subrayan desde Bankia.

El 39,3% de los clientes de Bankia son ya multicanal, según datos de junio. La Cuenta On del banco, indicada para los clientes multicanal, ha sido ya contratada por el 49,7% de los usuarios de la entidad, frente al 19,2% que tenía al cierre de 2016 (Bankia lanzó esta cuenta sin comisiones en noviembre).

En cuanto a las 130 oficinas ágiles con las que cuenta la entidad –abren mañana y tarde– habrán atendido en el año “a más de 8,5 millones de usuarios a lo largo del ejercicio”.

4.700 millones de impacto en la economía

Impacto económico.La actividad llevada a cabo por Bankia en 2016 tuvo un impacto positivo de 4.700 millones de euros en el crecimiento de la economía española, lo que supone un 0,5% del producto interior bruto (PIB). Esta es una de las principales conclusiones del primer estudio de impacto socioeconómico de Bankia, referente al pasado ejercicio, que dio ayer a conocer la entidad y que ha contado con el asesoramiento de KPMG. De esta cantidad, 1.447 millones de euros se derivan del pago de sueldos y salarios; 2.267 millones, del pago a proveedores; 724 millones, de los impuestos pagados y recaudados, y 259 millones, de los dividendos distribuidos en España, que supone un 81,7 % del total pagado.

Normas