Almirall cambia de jefe en Estados Unidos tras el descalabro en los resultados

Sustituye al responsable de su filial americana Aqua Pharmaceuticals

En julio, la compañía tuvo que recortar su previsión de beneficios

Laboratorio de Almirall.
Laboratorio de Almirall.

Almirall ha nombrado a Ron Menezes nuevo presidente y general manager de Aqua Pharmaceuticals en sustitución de Ted White, que llevaba en el cargo desde 2016. Esta filial especializada en dematología y con sede en EE UU fue la causante principal de que la cotizada catalana tuviera que recortar sus previsiones de beneficios en julio, con el consiguiente desplome en Bolsa.

Según ha anunciado este martes la farmacéutica, Menezes, que tiene una amplia experiencia en el campo de la dermatología en Estados Unidos, se incorporará a Aqua en el mes de septiembre.

El consejero delegado de Almirall, Eduardo Sanchiz, ha destacado que el fichaje de Ron Menezes y su experiencia en el área de dermatología representa una "clara e innegable oportunidad" de fortalecer Aqua, desde la que Almirall opera su negocio de dermatología en Estados Unidos. "Almirall continúa considerando a Aqua como una plataforma importante en el mercado estadounidense para dar respaldo a nuestros productos existentes y a los nuevos", ha apuntado.

A lo largo de su trayectoria profesional Menezes ha trabajado en Depomed Pharmaceuticals, Allergan, Abbott, Astellas y Pfizer, empresas en las que ha ocupado diversos cargos directivos.

El nombramiento de Menezes en Aqua se produce después de que Almirall anunciara el recorte de sus previsiones sobre ingresos totales, ventas netas y beneficio bruto de explotación (ebitda) para 2017, por el impacto negativo del mercado de dermatología en Estados Unidos.

ALMIRALL 16,61 1,96%

En concreto, la farmacéutica atribuyó esta rebaja de sus estimaciones financieras anuales a que el negocio estadounidense operado por Aqua se estaba viendo afectado "negativamente" por un reequilibrio de inventarios en el canal de distribución; una adjudicación "inapropiada" del Programa de Asistencia al Paciente estadounidense, y por el reciente lanzamiento de un genérico de Acticlate en el mercado de Estados Unidos.

Las nuevas previsiones de Almirall apuntan a que este año logrará un ebitda de entre 140 y 170 millones y sus ingresos totales y sus ventas netas registrarán un descenso porcentual de un "doble dígito bajo". Sus estimaciones anteriores para 2017 apuntaban a un aumento porcentual de su ebitda de un dígito medio, así como a un incremento relativo de los ingresos y de las ventas de un dígito "de bajo a medio".

El laboratorio registró pérdidas de 73,1 millones en el primer semestre, en contraste con el beneficio de 80,5 millones de euros obtenido en el mismo periodo de 2016. Los ingresos sumaron 378,9 millones, un 11,5% menos. Las acciones de la compañía han perdido casi la mitad de su valor desde los 14,4 euros por título en julio hasta los 8 euros en la sesión de este martes.

Normas