Gary Cohn se enfrenta a su mayor dilema: quedarse con Trump o irse

Quedarse perjudicaría a su reputación tras la ambigua respuesta al racismo del magnate

Perder su moderación y su conocimiento de Wall Street dañaría aún más a la Casa Blanca y al país

Gary Cohn, expresidente de Goldman Sachs, se enfrenta al dilema más difícil de su carrera. Le están presionando para que abandone al presidente de EEUU, Donald Trump, de quien es consejero económico jefe. Quedarse podría perjudicar a su reputación, pero perder su influencia, su moderación y su conocimiento de Wall Street podría dañar aún más a la Casa Blanca y al país.

Cohn desarrolló su carrera en los despachos de Goldman, donde el riesgo se calcula a menudo en segundos. Como número 2 durante la crisis, ayudó a preparar al banco para la caída del mercado hipotecario mientras sus competidores acumulaban más de esos activos. Necesitó una inyección de 5.000 millones de dólares del Berkshire Hathaway de Warren Buffett, pero sobrevivió en mejor forma que sus competidores, algunos de los cuales desaparecieron.

Su reputación le dio atractivo de cara a Trump, a pesar de su afiliación demócrata. Los centristas le dieron la bienvenida como director del Consejo Económico Nacional. Ha sido un freno para el [hasta el viernes] estratega jefe, Steve Bannon. Cohn ayudó a retrasar indefinidamente los aranceles del acero que podrían haber desencadenado una batalla comercial con China. También es clave en la reforma tributaria de Trump, y sus habilidades de negociación vendrán muy bien en el Congreso. Pero no fue capaz de persuadir al magnate de quedarse en el Acuerdo de París sobre el clima.

Ahora está recibiendo presiones para marcharse después de la ambigua reacción del presidente a la violencia racista. A Cohn, que es judío, le ofendieron los comentarios de Trump, según fuentes cercanas. Varios antiguos colegas le han instado a renunciar antes de que su reputación sufra un daño irreparable, y muchos de sus antiguos clientes abandonaron los consejos asesores del presidente antes de que este los desmantelara.

Invertir más tiempo en la administración Trump, o cortar ahora, es posiblemente la opción binaria más dura a la que se vaya a enfrentar Cohn. No solo afectará a su futuro y a una posible presidencia de la Reserva Federal, sino también a la dirección del país. Se ha hecho un nombre evaluando riesgos con destreza, pero las apuestas nunca han sido tan altas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas