Apple, ante el reto de ser la primera empresa en alcanzar el billón de dólares en Bolsa

La empresa llegó a valer la pasada semana más de 840.000 millones

Las acciones de la compañía acumulan una subida del 37% desde enero

Apple Ampliar foto

En las últimas semanas, distintas publicaciones financieras y tecnológicas de EE_UU han alimentado un debate sobre si Apple será la primera compañía del mundo en alcanzar el billón de dólares en términos de capitalización bursátil. Fortune, CNN, TheStreet.com, Techcrunch, CNBC… todas han hablado sobre el trillion.

La compañía se mueve en sus enésimos máximos históricos en Bolsa. La pasada semana, el precio de sus acciones alcanzó los 162,19 dólares, que otorgan a Apple una capitalización bursátil cercana a 840.000 millones de dólares. Este valor consolida a Apple como la primera empresa del mundo, por delante de Alphabet (matriz de Google), que capitaliza 643.000 millones, Microsoft con 563.000 millones, Facebook con 490.000 millones y Amazon con 466.000 millones.

Desde principios de enero, los títulos se revalorizan cerca de un 37%. Este avance se suma a la histórica subida que Apple ha registrado en la última década, cuyo punto de partida fue la histórica presentación del primer iPhone por parte del fallecido Steve Jobs, a principios de 2007.

No será fácil, en cualquier caso. Para alcanzar el billón de dólares de valor de mercado, las acciones de la compañía que dirige Tim Cook tendrían que alcanzar un precio de 192 dólares.

La casa de Bolsa RBC Capital Markets señaló a principios de agosto que Apple tiene potencial para alcanzar esa capitalización, e incluso superarla en un periodo entre 12 y 18 meses. Estos analistas indican que Apple debería elevar sus ingresos y beneficios gracias al nuevo iPhone que se presentará próximamente, elevar los ingresos por servicios para mejorar los márgenes, mantener el control de los costes y mantener sus ambiciosos planes de recompra de acciones.

En este último caso, Apple ha sido una empresa muy generosa con los accionistas desde su retorno al dividendo. En mayo pasado, su consejo de administración autorizó un aumento en 50.000 millones de dólares de su programa de remuneración a los inversores y una extensión de los plazos. Dentro del programa conjunto, Apple prevé destinar 300.000 millones a recompras de acciones y dividendos hasta final de marzo de 2019.

En el mercado hay prudencia. El precio objetivo medio de los analistas que siguen la compañía es de 168,28 dólares, según las estimaciones de Reuters. Eso sí, hay algunos analistas que son más optimistas. La firma Drexel Hamilton concede a las acciones de Apple un precio objetivo de 208 dólares, mientras que Guggenheim Securities y Piper Jaffray otorgan un precio objetivo de 190 dólares. Igualmente, al menos 15 casas de Bolsa valoran Apple por encima de 180 dólares.

De fondo, hay cada vez más comentarios sobre una posible corrección de los mercados financieros de EE UU. Y es que índices como el tecnológico Nasdaq se mueven en máximos históricos. De producirse la citada corrección, Apple podría verse afectada.

De momento, la compañía cuenta con el apoyo de algunos de sus principales accionistas. Uno de los más relevantes es Warren Buffett, cuyo holding, Berkshire Hathaway, quinto máximo inversor en la empresa con un 2,52% del capital, volvió a ampliar participación en Apple durante el segundo trimestre del año. No obstante, otras grandes gestoras como Vanguard Group, State Street o Fidelity redujeron posiciones.

En términos operativos, Apple mantiene la tendencia de crecimiento. En su tercer trimestre fiscal, concluido a final de junio, la empresa registró unos ingresos de 45.400 millones de dólares, un 7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, y por encima de las previsiones del mercado. La empresa, que elevó las ventas tanto del iPhone como del iPad, batió también las estimaciones de beneficios y márgenes.

De cara al cuarto trimestre, Apple prevé alcanzar unos ingresos entre 49.000 y 52.000 millones de dólares, frente a una previsión de los analistas de 49.210 millones, según las estimaciones de Thomson Reuters. De situarse en la banda alta del rango, el grupo alcanzaría unos ingresos en el conjunto de su ejercicio fiscal por encima de los 228.000 millones.

La empresa también prevé vender 41 millones de unidades del iPhone, frente a una estimación del mercado de 40,7 millones. En el anterior trimestre, la firma comercializó 41 millones de unidades de su popular smartphone, superando la cota de los 1.200 millones de dispositivos desde su llegada al mercado.

Apple, que en las próximas semanas inaugurará su nueva sede, conocida como Apple Park, sigue analizando la entrada en nuevos negocios para apoyar las ventas futuras. La empresa tiene un plan para invertir cerca de 1.000 millones de dólares en la producción de contenidos televisivos y cinematográficos durante el próximo año. De esta forma, Apple pasaría a ser uno de los actores principales de este mundo. Ya en el pasado, el fallecido Steve Jobs fue cofundador de Pixar y tras la venta de la productora a Walt Disney, pasó a ser el primer accionista privado de la empresa de Walt Disney.

Vacaciones fiscales para repatriar fondos

Apple está muy pendiente de la decisión final de las autoridades de Washington sobre las posibles vacaciones fiscales que se puedan aprobar en EE UU para favorecer la repatriación de fondos desde otros mercados. Para la empresa de la manzana tiene una gran relevancia puesto dado que un 94% de los 261.500 millones de dólares que la compañía tiene entre tesorería, inversiones a corto plazo e inversiones a largo plazo, están en filiales fuera del país.

En los últimos días, los comentarios sobre las vacaciones fiscales han vuelto. Los responsables de Cisco Systems, otra de las compañías con miles de millones fuera de EE UU, se mostraron optimistas ante la posible ventana fiscal para facilitar la repatriación. Si directora financiera, Kelly Kramer, dijo que “mucha gente cree que sucederá en 2018, y lo bueno es que demócratas y republicanos son optimistas”. Cisco tiene una fortuna de 70.000 millones de dólares, de los que solo 3.000 millones están en EE UU.

En cualquier caso, y a la espera de cambios, Apple sigue recurriendo a la estrategia de emitir deuda para financiar sus planes de recompra de acciones. La pasada semana, la compañía emitió bonos por un importe de 2.500 millones de dólares canadienses (unos 1.680 millones de euros). Era la primera vez que Apple recurría a esta divisa en sus colocaciones. La empresa ha hecho hasta seis emisiones de deuda desde principios de 2017, en dólares, dólares de Taiwán y euros.

Normas