Los trabajadores de El Prat suspenden la huelga por el ataque en Barcelona

El comité de huelga de Eulen rechaza elegir un mediador en el conflicto en El Prat y lo deja en manos del Gobierno

UGT consideró como “objetivo cumplido” la formación de una mesa de diálogo

huelga aeropuerto el prat
Trabajadores de Eulen protestan en la T2 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat

Debido al ataque terrorista en Barcelona, los trabajadores de seguridad de El Prat han desconvocado la huelga, anulado los servicios mínimos y han acudido a sus puestos de trabajo. según se informó desde la cuenta de Twitter de Comisiones Obreras. "De momento se aplaza la huelga por los acontecimientos sucedidos hoy", se informaba a los trabajadores en un mensaje.

Antes de lo ocurrido en Barcelona, las partes siguieron negociando en los distintos frentes abiertos entre trabajadores y empresas de seguridad en varios aeropuertos. El sindicato UGT desconvocó este jueves la huelga de los trabajadores de seguridad del aeropuerto de A Coruña, prevista a partir del domingo en la infraestructura gallega, para seguir negociando con Eulen, la empresa concesionaria encargada de los controles de acceso al aeropuerto. A su vez, los sindicatos también suspenden la convocatoria de huelga en los aeropuertos de Valencia y Alicante.

La federación gallega de UGT anunció que tras un acuerdo parcial con la empresa de seguridad Eulen se suspende la convocatoria hasta el 20 de septiembre y se establecerá un calendario de negociación entre la compañía y el comité de empresa.

La concesionaria del servicio de seguridad aceptó abonar a los trabajadores las dietas a partir de las nueve horas de trabajo cuando exista un retraso en la jornada, y también acordó establecer un calendario para 2018. Además, en la nómina de este mes de agosto se pagarán dietas correspondientes a las jornadas ya realizadas este año. El comité de huelga recuerda que cualquier acuerdo que salga de esa negociación debe estar refrendado por más del cincuenta por ciento de la plantilla.

Por su parte, un responsable de seguridad de UGT Valencia, también avanzó que la convocatoria de huelga en Manises (Valencia) y Alicante se paralizó tras “conceder un voto de confianza” al Gobierno, que anunció este miércoles una mesa de negociación global entre sindicatos y empresas de seguridad.

El anuncio se produjo después de varios días de tensiones entre el Ejecutivo de Mariano Rajoy y los representantes de los trabajadores, que amenazaron con convocar una huelga de servicios en los aeropuertos si Fomento aprobaba nombrar un mediador para el conflicto del aeropuerto de El Prat de Barcelona, y desoía también las demandas de la Federación de Servicios de UGT en la Comunidad Valenciana, que reclamaba una solución global al conflicto. Como comentó un portavoz de este sindicato en Valencia, el conflicto cambió debido al “giro sustancial” que supuso una “mesa de diálogo social” con la que se espera “que el Gobierno saque un modelo de contratación de estos servicios que respete el convenio estatal”.

El hecho de que el Gobierno haya nombrado, además de un mediador para El Prat, una mesa de diálogo que incluye al resto de aeropuertos, es un “objetivo cumplido”, según UGT, aunque desde el sindicato se advirtió de que, en caso de que esta mesa se haya anunciado solo para aplacar los ánimos, las reivindicaciones “se retomarán de una manera más agresiva”.

“El problema son las bajas temerarias y las empresas pirata que acceden a las licitaciones, muchas del mismo dueño, ya que con la última reforma laboral se imponen los convenios de empresa al nacional”, aseguró el responsable de UGT, que concluyó apuntando que “cada vez que van a un concurso se bajan los precios, y los empresarios no van a pérdidas, sino que quienes pagan los platos rotos son los trabajadores”.

Por su parte, en el aeropuerto de El Prat los trabajadores suspendieron la huelga debido al atentado terrorista de Barcelona y anularon los servicios mínimos reincorporándose a sus puestos de trabajo. Anteriormente al ataque en la ciudad condal, se vivió una cuarta jornada de huelga en la que los trabajadores de Eulen anunciaron que no propondrán ningún árbitro para el laudo de obligatorio cumplimiento que inició este miércoles el Gobierno central. Además remarcó que se denunciará este procedimiento tras calificarlo de “ilegal”. CC OO apoyó esta decisión y anunció en un comunicado que “estudiará jurídicamente las medidas decretadas para actuar en consecuencia”.

“En 24 horas no da tiempo a proponer un nombre”, señaló Joan Carles Giménez, portavoz del comité de huelga, quien detalló que “aunque propongamos un nombre, que no lo haremos, quién lo pondría finalmente seria el Gobierno”. También añadió que en ningún momento se ha pensado en un árbitro por “falta de tiempo”, recalcó que el vocal del comité de huelga “ya está trabajando en el tema”, y auguró que la justicia les dará finalmente la razón porque el Gobierno “vulnera los derechos de los trabajadores”.

Eulen, que reunió a los trabajadores para aportar varios nombres que “reunían las condiciones requeridas para realizar la función de árbitro”, se encontró con la firme negativa del comité. La compañía lamentó, en un comunicado, no haber podido “ni siquiera debatir para lograr un árbitro aceptado por las dos partes”. De este modo, la empresa concluyó que la empresa se someterá a la decisión que adopte Fomento en las próximas 24 horas.

Normas