Test para la euforia de JD y otras tecnológicas chinas

Las cotizaciones de empresas como Alibaba y Tencent superan a sus buenos resultados

Sus acciones están más baratas que las de los gigantes de EE UU, dado que los riesgos son mayores

Cartel de JD en una feria en Shanghai (China).
Cartel de JD en una feria en Shanghai (China).

JD puede servir de test para la euforia que rodea a las tecnológicas chinas. Las acciones del grupo de comercio electrónico, junto con las de sus rivales –más grandes– Alibaba y Tencent, se han disparado en medio de un boom global del sector y un renovado optimismo sobre China. Algunas empresas también están ganando solidez en los fundamentales, pero resultarían difíciles de justificar más subidas.

El lunes, JD dijo que sus ingresos subieron en el segundo trimestre un 44% interanual, hasta los 11.800 millones de euros, superando las expectativas. A pesar de la pérdidas netas, debido a los mayores costes de comercialización, el negocio principal de la compañía, el e-commerce, está en vías de conseguir beneficios netos anuales en 2018, los primeros bajo las normas contables estadounidenses. A diferencia de Alibaba, JD tiene inventario y opera una red de logística y entrega intensiva en capital. Los márgenes netos están subiendo a medida que los compradores gastan más en artículos más lucrativos.

Incluso antes del lunes, las acciones de JD habían ganado más de un 80% este año, dándole una valoración de 66 veces las ganancias futuras. La subida supera a la de las tecnológicas de EEUU: Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Alphabet han ganado en promedio más de un tercio. También supera a los gigantes Baidu, Alibaba y Tencent, cuyas acciones han ganado un promedio del 58%, ayudadas por el creciente optimismo en torno a China.

Una forma de analizarlo es factorizar las trayectorias de crecimiento, y dividir las ratios precio-ganancias por el crecimiento futuro esperado de las ganancias. Desde ese punto de vista, las estrellas de Internet chinas en rápido crecimiento siguen pareciendo más baratas que los pesos pesados de EE UU.

Pero esa rebaja tiene sentido dado que los riesgos son mayores. Los impredecibles censores de Pekín, por ejemplo, han intensificado la represión en chats, microblogs y vídeos. Y hay amenazas macroeconómicas al acecho: desde una burbuja inmobiliaria hasta una posible guerra comercial con EE UU. Si las acciones de JD y demás comienzan a reducir ese descuento, eso sugeriría una confianza aún mayor en la tecnología china.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas