ibex 35 Ampliar foto

El Ibex cae el 4,2% por la crisis de Corea y se despide del 10.300

Registra la peor semana del año y marca su nivel más bajo desde abril

Sufre la mayor caída de Europa, mientras se modera el temor por Corea

La peor racha de la Bolsa en el año no ha está viniendo deparada por el brexit, la crisis de deuda europea, la victoria electoral de candidatos populistas o un empeoramiento de la economía china, sino por la escalada de la tensión geopolítica en Corea del Norte. Y no han sido las pruebas nucleares o balísticas ni las sanciones internacionales, sino la verborrea belicista  de Kim Jong un y Donald Trump lo que asusta al inversor. Anoche, Trump volvió a la carga y aseguró que no había sido suficientemente duro en días anteriores (cuando prometió "fuego y furia") y volvió a amenazar a Pyongyang.

El Ibex ha acelerado las pérdidas en la recta final de la sesión y ha cerrado en los 10.282,9 puntos, por debajo de los 10.300, una cota sobre la que ha hecho equilibrios durante toda la jornada y clave desde el punto de vista técnico. El descenso en la jornada, del 1,6%, desemboca en la peor serie de caídas en el año. El Ibex ha perdido en cinco sesiones el 3,5% y cierra su peor semana de 2017. Es también la peor semana desde principios de noviembre, cuando el mercado temía por una victoria electoral de Donal Trump sin anticipar el rally alcista que vendría después. En las tres sesiones dominadas por la inquietud respecto a Corea, el Ibex ha perdido el 4,2%.

IBEX 35 10.360,20 -0,25%

El euro, mientras, se ha llegado a disparar por encima de los 1,18 dólares, cuando había iniciado la jornada 1,176 unidades del billete verde. La moneda única está espoleada por los datos del Índice de Precios de Consumo (IPC) de Estados Unidos, que creció un 1,7% interanual en julio, solo una décima más que en junio. El mercado esperaba un alza del 1,8% y anticipa que la Reserva Federal frene su escalada de tipos de interés, lo que ha servido para permitir una apertura alcista en Wall Street y para aminorar durante algunos minutos las caídas de las Bolsas europeas. En un momento de tensión ante un posible conflicto bélico, la garantía de que la Reserva Federal no volviera a subir tipos este año se convirtió en motivo de alivio, aunque pasajero.

Aun así la búsqueda de refugio se ha moderado respecto a las dos sesiones anteriores. La mejor muestra de ello es el índice VIX, que mide la volatilidad (el precio que pagan los inversores por comprar protección antes las caídas) en el S&P 500. Marcó el jueves su mayor subida en tres meses, a máximos desde que Trump llegó a la Casa Blanca, pero hoy se modera un 8% y se suaviza a los 14,7 puntos, tras trepar a los 16. 

En el Ibex, Arcelor Mittal y Acerinox son los valores más dañados, con caídas del 4,5% pero IAG,  Mapfre, Indra, Meliá y ACS retroceden también más del 1,5%. Solo Ferrovial, Siemens Gamesa y Dia, y a duras penas, se salvan de los números rojos. En el resto de las Bolsas europeas también se imponen con claridad las órdenes de venta, aunque más amortiguadas. De hecho, el Ibex es la Bolsa europea que más cae, lo que refuerza la idea de que el temor ante Corea sea más una recogida de beneficios que una toma de posiciones ante un mercado bajista.

Las caídas en la zona del conflicto han sido más duras: entre el 1,5% y el 2% se han dejado las Bolsas de Asia, con el Kospi de Seúl (a unas pocas de decenas de kilómetros del Norte) un 1,8% a la baja y fuertes pérdidas en empresas como Samsung. La Bolsa de Tokio permanece cerrada hoy, pero el yen sigue subiendo (un 0,2%) ante la repatriación de capitales (especialmente desde Corea) provocada por la tensión geopolítica. Está en máximo de dos meses, 109 yenes por dólar. Este estatus de activo refugio, no obstante, que puede perder si la situación empeora.

Otros más clásicos siguen a lo suyo. El oro ha ganado un 2% en dos días y hoy sigue al alza aunque de manera mucho más débil, hasta los 1.286 dólares la onza. El franco suizo, que ha registrado en la semana la mayor subida diaria desde que en enero de 2015 volviera a fluctuar libremente frente al euro, se deprecia hoy ligeramente frente a la divisa europea. En el lado contrario de la balanza, el won coreano bajaba hoy otro 0,5%.

El bono alemán sí continúa atrayendo la inversión y rebaja su rentabilidad al 0,382%, desde el 0,405% de ayer. El estadounidense se mantiene sin apenas cambios en el 2,213%. La prima de riesgo española avanza un 106,4 puntos por la caída de la rentabilidad del bono alemán.

Normas
Entra en EL PAÍS