Aeropuerto Barcelona-El Prat
Colas en el Aeropuerto Barcelona-El Prat

Fomento se desmarca e insiste que es la Generalitat quien debe mediar el conflicto de El Prat

El Secretario de Estado de Infraestructuras y Transporte, Julio Gómez-Pomar, llama a los trabajadores a "moderar sus pretensiones" para alcanzar un acuerdo.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, ha insistido hoy en que debe ser la Generalitat de Cataluña quien medie entre la empresa Eulen y los trabajadores en el conflicto en el aeropuerto barcelonés de El Prat, aunque Aena y el Gobierno prestarán su colaboración.

La tercera jornada de huelga oficial de los trabajadores de los controles de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha registrado colas de una hora pasadas las 9.20 horas de este lunes, coincidiendo con un aumento de pasajeros.

Este lunes se ha convocado una nueva reunión entre Aena, Eulen y sus trabajadores con la mediación de la Generalitat para intentar encontrar una salida al conflicto.

"Nosotros podemos estar pendientes, ayudar, estar presentes, pero, desde el punto de vista laboral, quién es competente como autoridad laboral para llevar a cabo una mediación es la Generalitat de Cataluña", ha explicado Gómez-Pomar en declaraciones a la cadena Cope.

El secretario de Estado ha asegurado que, desde el primer momento, Aena ha tratado de poner "todos los medios a su alcance" para lograr la resolución del conflicto. "Si en algún momento puede ayudar a que se resuelva el conflicto, así lo hará, pero no es parte que jurídicamente esté en una relación laboral entre la empresa y sus trabajadores", ha reivindicado.

Gómez-Pomar ha hecho referencia a los usuarios que están "sufriendo" con demoras las consecuencias del conflicto en El Prat y ha llamado a los trabajadores a "moderar sus pretensiones" y ser "un poco razonables" para alcanzar un acuerdo.

"Este conflicto está generando un daño muy importante a muchísimas personas que no tienen por qué sufrir un conflicto laboral de esta naturaleza con problemas en sus vuelos y sus vacaciones", ha zanjado.


Normas
Entra en EL PAÍS