tarifa plana autónomos

Andalucía y Cataluña, las regiones que más han explotado la tarifa plana

En el cómputo global del país, la tarifa plana de 50 euros ha beneficiado desde su puesta en marcha a 1,2 millones de emprendedores.

Andalucía y Cataluña son las Comunidades Autónomas que más han utilizado la ayuda estatal de la tarifa plana para autónomos. En estas regiones la medida ha sido aprovechada por 227.270 y 202.036 nuevos profesionales por cuenta propia. Le siguen, en tercer y cuarto lugar, las regiones de Madrid y Valencia. En estos casos, el número de autónomos que se han acogido a la tarifa plana son 165.494 y 138.098, respectivamente.

En el cómputo global del país, la tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social para incentivar a los nuevos autónomos ha beneficiado desde su puesta en marcha a 1,2 millones de emprendedores. De ellos, los que 443.606 son menores de 30 años.

En la actualidad, los autónomos podrán mantener la bonificación cuando contraten a trabajadores, como estableció la Ley por la que se modifica y actualiza la normativa en materia de autoempleo y se adoptan medidas de fomento y promoción del trabajo autónomo y de la Economía Social.

No obstante, durante los seis meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, se reduce en un 80% la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento en este régimen.

Futura Ley de Autónomos

De esta forma, el nuevo autónomo cotiza en el primer semestre una cuota aproximada de 50 euros. Posteriormente, se beneficia por otros seis meses de una nueva reducción sobre la base mínima de un 50% y de una bonificación de un 30% en los siguientes 18 meses para los hombres menores de 30 años y las mujeres menores de 35.

La futura Ley de Autónomos acaba de iniciar el trámite en el Senado tras aprobarse en el Congreso con el consenso de todos los grupos parlamentarios. Entre otras medidas contempla ampliar a un año la aplicación de la cuota reducida de 50 euros.

Normas
Entra en EL PAÍS