Silicon Valley pretende ganar a Trump en creación de empleo

Amazon quiere contratar decenas de miles de empleados y Google va a donar millones para formación

Es una respuesta a los temores de que se culpe a la tecnología de eliminar puestos de trabajo

Feria de empleo organizada por Amazon en Fall River (Massachusetts, EE UU), el miércoles.
Feria de empleo organizada por Amazon en Fall River (Massachusetts, EE UU), el miércoles.

Silicon Valley está tratando de superar a Donald Trump en creación de empleo. Amazon quiere sumar decenas de miles de empleados a sus filas, mientras que Google va a donar millones de dólares para formación. Es en parte una respuesta a los temores de que se culpe a la tecnología, como al comercio, de eliminar empleos por la automatización y la inteligencia artificial.

El comercio se convirtió en un objetivo sorprendente de la campaña de Trump, que ya en el cargo sacó a su país del Acuerdo Transpacífico. Las empresas de tecnología están tratando de tomar la delantera para evitar repercusiones similares. Amazon celebró una feria de empleo el miércoles para contratar a 50.000 trabajadores –y espera fichar el doble el próximo verano.

La semana pasada, la rama filantrópica de Alphabet, Google.org, anunció una donación de 42 millones de euros para organizaciones que ayudan a la gente a prepararse “para la naturaleza cambiante del trabajo.” En junio, Facebook anunció un programa gratuito de formación en marketing de redes sociales, y Microsoft Philanthropies donó 22 millones de dólares para expandir un programa de capacitación laboral para personas sin títulos universitarios.

Casi el 40% de los empleos de EE UU se podrían perder en los próximos 15 años debido a los robots, según PricewaterhouseCoopers. La inteligencia artificial de los vehículos sin conductor y el software que puede reemplazar a los humanos acelerarán esas pérdidas.

El listón que deben superar las empresas online para demostrar que su enfoque es mejor que el del tío Sam no es muy alto. Los programas gubernamentales para trabajadores desplazados por el comercio global han sido en gran medida ineficaces. Por ejemplo, algunas mujeres que perdieron empleos en fábricas fueron recicladas como peluqueras, en lugar de para puestos que sí se demandaban.

Las empresas de tecnología también están valorando hacer campañas de relaciones públicas para destacar cómo ayudan a la economía. Aunque sean una forma de imitar la jactancia de Trump, es más creíble eso que ver al presidente pregonando ofertas de empleo iniciadas por su predecesor.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.

Normas