Mercados

Los fondos alternativos mueven ya 7,6 billones de euros a nivel mundial

Las gestoras de pensiones tienen la mayor exposición a este producto, menos líquido y de mayor riesgo

Los fondos de inversión en crédito duplican volumen en 2016

Los fondos alternativos mueven ya 7,6 billones de euros a nivel mundial

La inversión en activos alternativos, como inmuebles o créditos, está ganando terreno en la industria de fondos, en un momento en que los tipos de interés en mínimos, cuando no al cero, imponen la búsqueda de nuevos resquicios de rentabilidad. Este tipos de activos, entre los que también se incluyen los fondos de capital riesgo y de infraestructuras, tienen como rasgo común una liquidez mucho menor –nada comparable con el valor liquidativo diario de los fondos de inversión tradicionales– y por lo tanto un mayor riesgo. Pero aun así, su patrimonio avanza con fuerza y se eleva ya a los 6,5 billones de dólares (7,6 billones de euros), gestionados por un total de 562 firmas.

Solo los cien mayor fondos de inversión alternativo gestionan un patrimonio de 4 billones de dólares, según datos a cierre de 2016 de la consultora Willis Towers Watson . La cifra supone un crecimiento del 10% respecto al año anterior.

Los fondos inmobiliarios representan la mayor parte, con el 35% del total y activos por 1,4 billones de dólares (1,63 millones de euros). En segundo lugar aparecen los fondos de capital riesgo, con el 18% del total y 813.150 millones de euros, seguidos por los fondos de inversión libres o hedge funds (790.000 millones de euros), los fondos de fondos de capital riesgo (575.000 millones), los fondos de crédito ilíquido (421.000 millones), los fondos de fondos de inversión libre (266.700 millones) y los fondos de infraestructuras (188.000 millones de euros).

En definitiva, se trata de todo un abanico de inversiones alternativas a la renta variable y la renta fija, entre las que destaca el crecimiento experimentado por los fondos de crédito, que han duplicado su patrimonio en el último año. “En el segmento de los fondos de crédito, como por ejemplo los de financiación directa, las rentabilidades no siempre compensan lo suficiente por el riesgo y la iliquidez que se asumen”, advierte Luba Nikulina, directora global de análisis de Willis Towers Watson.

El propio BCE ha decidido empezar a vigilar en qué invierten los planes de pensiones en el actual entorno de tipos cero. De hecho, las gestoras de planes de pensiones son las que más exposición están tomando en estos fondos de inversión alternativos. La renta fija ha sido el activo tradicional de inversión de gestoras de pensiones y aseguradoras pero la extinción de la rentabilidad con tipos en mínimos y con el repliegue de estímulos de los bancos centrales ha empujado al sector a tomar mayores riesgos.

Las gestoras de pensiones acaparan el 51% de los activos de los cien principales fondos alternativos, con un patrimonio de 1,6 millones de dólares que ha crecido el 9% en 2016. Su principal posición son los fondos inmobiliarios, con el 41%, mientras que han duplicado su exposición a los fondos de crédito, hasta el 8% del total de la cartera en fondos alternativos.

Las gestoras de banca privada son los segundos mayores clientes de este tipo de fondos, acaparando el 15% del patrimonio, y en tercer lugar a aparecen las compañías de seguros, con activos alternativos en cartera que suponen ya el 12% del patrimonio de los cien principales fondos de esta clase.

Normas