Cuáles son las compañías que más suben y bajan la deuda en 2017

Las principales empresas españolas bajaron su endeudamiento un 3,7% en el semestre

Viscofan fue la que más elevó su apalancamiento

Deuda de las empresas del Ibex en el primer semestre de 2017 Ampliar foto

El desapalancamiento fue la regla imperante durante los años de crisis, la más dura desde la Gran Depresión que convulsionó a las economías desarrolladas en 1929. Los beneficios empresariales ya remontan, al hilo de la recuperación económica, pero el proceso de reducción de deuda todavía no ha concluido del todo y pese a los esfeurzos realizados, el mercado sigue penalizando a las compañías con mayores cargas.

Con datos de cierre de junio, las empresas del Ibex –excluyendo a Mapfre y las entidades financieras y aquellas que aún no ha publicado sus resultados– disponían de una deuda de 180.289 millones, un 3,7% menos que en el mismo periodo de 2016. Esta cifra se sitúa a gran distancia de los máximos marcados en 2009 (200.247,7 millones) y de los mínimos de 2013 (162.288 millones).Desde ese año, el incremento de la deuda alcanza el 11%.

Las cotizadas españolas están aprovechando los bajos tipos de interés para refinanciar deuda a precios más bajos a la vez que alargan los vencimientos. A esto se suma la capacidad de generación de caja de las empresas, apoyadas por la buena marcha de la economía. El dinero obtenido es empleado para reducir los niveles de endeudamiento.

Un ejemplo es Telefónica, que aunque ha reducido tan solo un 7,7% su deuda en el último año, es suficiente para mantener intacto el dividendo en 0,4 euros por acción después del recorte sufrido el año pasado.El mercado confía en que el entorno de tipos de interés y la generación de caja sean suficientes para reducir el apalancamiento sin la premura de vender activos.

Las firmas se afanan en sacar el máximo partido a los bajos precios del dinero (en la zona euro continúan en el 0% mientras que EEUU suben al 1,25%) y evitar situaciones pasadas en la que las empresas se las veían y se las deseaban para refinanciar sus deudas, coincidiendo con la fuerte contracción del grifo del crédito. Año a año, las empresas buscan reducir su dependencia bancaria con la emisión de bonos.

Por empresas, Viscofan ha protagonizado el mayor aumento de endeudamiento entre las empresas del Ibex. Tras haber pagado un dividendo complementario de 40 millones y haber acometido ciertas inversiones, ha más que duplicado su pasivo, pasando de 8 millones a 18 millones. Otras compañías que han aumentado su deuda en el periodo de forma notoria son Cellnex, con un 77% más, Endesa, con un 50% más y Grifols, con un 38%.

En el lado opuesto se sitúa ACS, la empresa que más ha recortado el pasivo el último año, con un 56% menos. Otros descensos destacados son los de Repsol, con un 36% menos, y Ferrovial, con un 22% menos.

Solo dos compañías mantienen tesorería en su balance al cierre del primer semestre: Técnicas Reunidas y Mediaset. Si bien, sendas empresas han tenido una evolución dispar. Mientras el grupo mediático ha aumentado en un 80% la existencia de caja, la firma de ingeniería la ha recortado en un 56%.

Las plantillas crecen

A falta del datos de un puñado de compañías, 1,2 millones de personas trabajaban para las empresas del Ibex 35 a cierre del semestre. Supone un crecimiento del 3,1% respecto al mismo periodo del año anterior. O lo que es lo mismo, 36.366 personas se han incorporado a las plantillas de las empresas del Ibex en todo el mundo.

Por número de empleados, Santander se mantiene como la compañía con mayor plantilla del Ibex, alcanzando las 201.596 personas. La entidad financiera aumenta el número de empleados un 5,4%, tras haber absorbido los 11.000 trabajadores que procedían de Popular. La segunda mayor plantilla del Ibex es la de ACS, con casi 180.000 personas.

Sin embargo, el mayor incremento se lo ha anotado Ferrovial, que tras culminar la toma de control de la australiana Broadspectrum, ha aumentado su plantilla un 23,7%, hasta los 96.700 empleados. La segunda mayor alza es para CaixaBank, que ha incorporado a su equipo 4.000 empleados procedentes de BPI, con lo que eleva el número de empleados un 15%. Acciona, con un alza del 10% y Grifols, del 7%, arrojan otros de los incrementos más destacados en el periodo.

En el lado opuesto se encuentra Gas Natural, quien ha recortado en un 13% el número de empleados, hasta los 17.000 empleados. Otra energética, Repsol, se anota el segundo mayor recorte de plantilla, con casi un 9%. Telefónica, con un 6% y Técnicas Reunidas, con un 5,7%, también han ajustado sus equipos.

En conjunto, 19 de las compañías que han presentado sus resultados han aumentado su plantilla en el primer semestre. Por contra, una decena de firmas han realizado ajustes en el número de empleados.

Normas