depósitos

Los españoles guardan un récord de 775.000 millones en depósitos a un interés de solo el 0,1%

El dinero en imposiciones a plazo fijo repunta en el mes de junio hasta niveles máximos

En valores absolutos, la cifra subió en 9.000 millones durante el sexto mes del año

La remuneración media de las imposiciones a plazo fijo se mantiene en mínimos en torno al 0,10%, pero la prácticamente nula rentabilidad de los depósitos no impide que el dinero que los españoles destinan a ese producto de ahorro siga aumentando. Los depósitos de los hogares se situaron en mayo en 775.300 millones de euros, un 1,17% más que el mes anterior (766.300 millones). En valores absolutos, la cifra subió en 9.000 millones durante el sexto mes del año y supone un máximo reciente. Comparado con hace justo un año, el incremento es del 0,67% (760.000 millones).

La cifra total de depósitos de las entidades monetarias alcanzó en mayo los 1431,1 billones de euros, 7 billones de euros por encima de los niveles del mes anterior. De esta manera, los depósitos de las familias españolas "suponen más de la mitad de los depósitos totales", destaca el portavoz de la Asociación de la Banca Española (AEB), José Luis Martínez Campuzano, que apunta que "detrás del continuo aumento de los depósitos de las familias españolas en los bancos hay razones de seguridad y confianza, pero también una retribución positiva en un mundo, el actual, donde el BCE mantiene un tipo de interés negativo en el tipo de depósito de los bancos".

En concreto, la facilidad de depósito del BCE se sitúa en el -0,4% y el precio oficial del dinero se mantiene en el mínimo histórico del 0% desde mayo de 2016. Aunque los intereses de los depósitos habían comenzado su declive mucho antes, fue a partir de ese momento que agravaron su caída, al ajustarse las entidades financieras al nuevo entorno de tipos bajos. De hecho, si bien el tipo medio ponderado de los depósitos cerró el año 2015 en el 0,39%, al final de 2016 decayó hasta el 0,11%. En lo que va de 2017, el descenso se ha frenado y parece que los intereses se han estabilizado en torno al 0,10%. Así, el importe récord de 775.300 millones apenas renta 775 millones de euros.

Los expertos explican que las razones de que los particulares sigan confiando en los depósitos pese a que las altas rentabilidades pasaron a la historia son varias, entre ellas la arraigada costumbre española de tener el diner en el banco, ya sea en cuentas o depósitos, dado que son considerados los productos más seguros. También la pereza a la hora de decidir qué hacer con el dinero y la falta de educación financiera en España.

Desde Deutsche Bank subrayan que en el actual entorno de tipos bajos el ahorrador conservador no cuenta con depósitos demasiado atractivos y debe asumir que "la rentabilidad sin riesgo no existe". Pero Vittorio Colussi, consejero delegado de Banco Mediolanum sostiene que los ahorradores españoles están acostumbrados a los depósitos y "no miran otras novedades que hay en el mercado".

Normas
Entra en EL PAÍS