Telefónica ganó 1.600 millones en el primer semestre, un 29% más, y eleva la previsión de crecimiento

La deuda financiera neta se redujo ligeramente de enero a junio hasta los 48.487 millones

La operadora admite que analizará oportunidades de compra en Brasil

Telefónica
Edificio de Telefónica en Las Tablas.

Telefónica obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.600 millones de euros en el primer semestre de 2017 frente a los 1.241 millones de igual periodo del año anterior, lo que supone un ascenso del 29%, pese a una actividad débil en España que se ve compensada por la fortaleza del negocio en Brasil. Las ventas netas se situaron en 26.091 millones, un alza del 3,3% en términos reportados, y el OIBDA aumentó un 5,4%, hasta 8.179 millones. Por su parte, el beneficio operativo (Oi) fue de 3.370 millones de euros, un 9,3% más, anunció hoy la compañía en un hecho relevante a la CNMV, en el que señaló que ha elevado en un 1,5% el objetivo de crecimiento para el conjunto de 2017. Las acciones lideran las subidas del Ibex 35 con un alza del 3%.

La deuda financiera neta se redujo ligeramente en 108 millones de euros frente a diciembre de 2016, aunque si se compara con junio del año pasado el descenso fue de 3.706 millones hasta los 48.487 millones de euros. Si se incluye la venta de Telxius, la reducción asciende a 4.981 millones, detalla la operadora. Frente a marzo, cayó en 279 millones de euros "gracias a la generación de caja libre y el menor valor en euros de la deuda neta en divisas", apunta.

Según la teleco, Telxius presenta unos sólidos resultados en el segundo trimestre de 2017, alcanzando unos ingresos de 182 millones de euros con un crecimiento del 11,4% interanual.

En lo que respecta al segundo trimestre del año, la multinacional española con presencia en varios países de Europa y Latinoamérica obtuvo un beneficio neto de 821 millones de euros, un 18,4% más que los 693 millones de euros de hace un año, en línea con lo esperado por el mercado. Por su parte, los ingresos aumentaron un 1,9% hasta alcanzar los 12.960 millones de euros, ligeramente por encima de las previsiones. El resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) fue de 4.158 millones de euros en el segundo trimestre, también mejor de lo estimado por el consenso.

La operadora señala que ha registrado una "aceleración generalizada del crecimiento en las principales variables financieras y operativas". Es por eso que que la compañía liderada por José María Álvarez-Pallete ha revisado al alza en un 1,5% su previsión de ingresos para el conjunto del ejercicio, "a pesar del impacto negativo de la regulación, y reitera el dividendo anunciado para 2017, de 0,40 euros por acción. El mercado especulaba con la posibilidad de un nuevo recorte de la retribución al accionista, después de que Telefónica anunciara a finales del año pasado un recorte del dividendo en los ejercicios 2016 y 2017.

"La fortaleza y mejores tendencias del negocio en la primera mitad del año y el buen posicionamiento para seguir capturando crecimiento sostenible en los próximos trimestres nos permiten revisar al alza nuestros objetivos para el ejercicio 2017", asegura Álvarez-Pallete, que añade que "asimismo, continuamos avanzando en la transformación hacia una compañía de plataformas, con una inversión enfocada en redes de ultra banda ancha, impulsando la digitalización extremo a extremo y la inteligencia cognitiva, con una propuesta de valor diferencial para los clientes".

La base de clientes de Telefónica era de 346,2 millones a 30 de junio, con lo que se mantuvo estable en tasa interanual.

El consenso de Reuters esperaba que Telefónica sellara el segundo trimestre del año con un beneficio neto en torno a 820 millones de euros (frente a los 779 millones hasta marzo) y un Ebitda de 4.112 millones (4.021 millones previos).

Negocio por regiones

La caída de ingresos en España fue compensada por la fortaleza de Brasil. Por divisiones, en los seis primeros meses del años, los ingresos descendieron un 2,3% en España y un 4,1% en Alemania, mientras que en Reino Unido bajaron un 7,4% en términos reportados, pero subieron un 2,3% en orgánicos. En el caso de Brasil, los ingresos aumentaron un 21,8% reportado y un 1,7% orgánico, mientras que en Hispanoamérica la subida fue del 6,7% en términos reportados y del 12,3% en orgánicos.

Por su parte, de abril a junio, los ingresos descendieron un 2% en España (-1,9% en términos orgánicos) y un 3,4% en Alemania, mientras que en Reino Unido cayeron un 6,2% en términos reportados, pero aumentaron un 2,6% en orgánicos. En el caso de Brasil, los ingresos aumentaron un 14,1% reportado (+1,7% orgánico), mientras que en Hispanoamérica la subida fue del 5,9% en términos reportados (15,5% en orgánicos).

Las acciones de la compañía han subido en las dos últimas sesiones tras anunciar el presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, el nombramiento de de Ángel Vilá como nuevo consejero delegado. Los títulos acumulan un alza cercana al 10% en lo que va de año.

Oportunidades en Brasil

En la conferencia con analistas, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, señaló que la compañía no tiene previsto llevar a cabo una nueva adquisición en el mercado brasileño y que no ve la necesidad de llevar a cabo un movimiento "inorgánico" en Brasil, pero admitió que analizarán oportunidades de consolidación de mercado "en el caso de que tengan sentido y creen valor".

En el mismo acto, Vilá rehusó comentar las informaciones publicadas en las últimas semanas sobre una posible salida a Bolsa de sus filiales en algunos países, como la de Argentina, ya que la empresa no comenta "rumores de mercado". Pese a ello, dijo que su negocio en Argentina está actualmente "infravalorado" pese a las oportunidades que presenta el mercado del país y el buen comportamiento de esta división, que está aportando efectivo al grupo.

Compartición de redes

Respecto a la posibilidad de compartir de redes con otros operadores en distintos países, el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, recordó que la teleco tiene algunos acuerdos "muy interesantes" en marcha, como el de Millicom en Colombia, pero añadió que es un campo donde se pueden hacer muchas más cosas". "En lugares donde el despliegue de infraestructuras no va a ser una ventaja competitiva, tiene todo el sentido compartir más elementos de la red y así acelerar el despliegue. Creo que en ese sentido el interés de todos está alineado: el cliente, la sociedad y el resto de los actores", dijo.

El directivo añadió que están manteniendo diferentes conversaciones, incluyendo con su mayor competidor en la región, América Móvil. "No tenemos nada concreto que compartir en este momento pero creemos que sí, que la compartición tiene todo el sentido", subrayó.

Colombia

Los directivos de Telefónica también han explicado que la compañía está estudiando la posibilidad de impugnar el laudo arbitral que da la razón al Gobierno colombiano en el conflicto que mantiene con Coltel, compañía participada en un 67,5% por Telefónica y en un 32,5% por el Ejecutivo del país, y con Comcel, propiedad de Carlos Slim, sobre la reversión de activos de la telefonía móvil. "Telefónica está analizando las implicaciones de dicho laudo y las vías de impugnación a nivel local e internacional", aseguró la teleco española en un hecho relevante remitido a la CNMV.

Normas