Pallete nombra consejero delegado de Telefónica a Ángel Vilá, el jefe de las finanzas

Laura Abasolo asumirá la dirección de finanzas y control

La teleco vuelve a la estructura de 2014, con presidente y consejero delegado

Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Angél Vilá, nuevo consejero delegado.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha rematado hoy la reorganización de la dirección de la compañía. El ejecutivo ha propuesto a Ángel Vilá como nuevo consejero delegado de la operadora, un cargo que llevaba vacante en la compañía desde que el propio Álvarez-Pallete, el último en ocupar este cargo, sustituyera a César Alierta como presidente ejecutivo de la compañía en abril de 2016. Vilá ocupaba hasta ahora el puesto de director de estrategia y finanzas de la teleco.

La compañía destacó este martes en un comunicado que con este movimiento consolida el modelo operativo introducido en la operadora en 2014, cuando había un presidente ejecutivo (Alierta) y un consejero delegado (Álvarez-Pallete). De este modo, las cinco operadoras (España, Brasil, Hispanoamérica, Alemania y Reino Unido) y las direcciones generales comercial digital y de recursos globales reportarán directamente al consejero delegado. El nombramiento, que simplifica el organigrama de Telefónica, también ayudará a liberar a Álvarez-Pallete de las tareas del día a día, algo clave teniendo en cuenta la magnitud de la compañía.

La decisión se adoptará mañana en el consejo de administración que celebra la compañía, en el que también se aprobarán las cuentas del grupo del primer semestre. Igualmente, está previsto el nombramiento de Vilá como consejero de Telefónica por cooptación, con el carácter de consejero ejecutivo, ocupando la vacante propiciada por la salida del órgano del gobierno de la compañía de Julio Linares.

De esta manera, la teleco pasará a tener dos consejeros ejecutivos (Álvarez-Pallete y Vilá), algo que había perdido desde la salida de Alierta. Vilá es un hombre de la máxima confianza del presidente de Telefónica (fueron número 3 y 2, respectivamente, en la época de César Alierta). El directivo ha participado en operaciones tan significativas como las adquisiciones de O2, Brasilcel/Vivo, EPlus o GVT, así como en la OPV de Telefónica Deutschland, entre otras.

Linares, por su parte, seguirá vinculado al grupo y se propondrá su próxima incorporación a los consejos de Telefónica Brasil y Telefónica Deutschland, las dos filiales cotizadas más importantes de la compañía.

En el nuevo esquema de responsabilidades, Laura Abasolo asumirá la dirección de finanzas y control, reportando a Álvarez-Pallete. Esta dirección engloba las responsabilidades sobre las áreas de finanzas, fiscal, planificación financiera y coordinación, consolidación y políticas contables, control y planificación y relaciones con inversores. Un papel fundamental dentro de la estrategia de la empresa de reducir deuda por la vía orgánica.

Hasta la fecha, Abasolo era directora de planificación, contabilidad y control de gestión y es miembro del comité ejecutivo desde marzo de 2014. La nueva mujer de confianza del presidente de Telefónica también es consejera de Telefónica Alemania. Su nombramiento no extrañó a los expertos del sector, quienes recordaban que fue ella la encargada de hacer la presentación de la memoria de la compañía antes de la última junta de accionista la pasada primavera.

Con estos nombramientos, los tres primeros espadas de la compañía tienen un perfil financiero: Vilá, Abasolo y el propio Pallete.

Telefónica también anunció hoy que creará la dirección de estrategia y desarrollo corporativo, cuyo máximo responsable será Enrique Lloves –hasta ahora director de desarrollo corporativo y de Fonditel– que se incorporará al comité ejecutivo de la compañía.

La comisión de nombramientos, retribuciones y buen gobierno también aprobó este martes proponer al consejo que Enrique Blanco sume a sus responsabilidades actuales como responsable de tecnología el área de sistemas, hasta ahora liderada por Phil Jordan, que deja la compañía. Blanco asume la responsabilidad de redes y sistemas, piezas clave en la división de recursos globales.

Igualmente, y con el objetivo de focalizar todos los esfuerzos y recursos destinados a innovación en una misma área, mañana se propondrá la integración de Telefónica Open Future en el área de innovación, liderada por Gonzalo Martín-Villa. Otro hombre de confianza de Pallete, que fue responsable de impulsar Wayra, una iniciativa impulsada por el actual presidente de la teleco. Open Future ha estado dirigida en los últimos tiempos por Javier Placer, sobrino de Alierta, quien se prevé que con la actual reorganización deje la compañía.

Una vez implementados los cambios, al presidente ejecutivo de la compañía le reportarán directamente el consejero delegado (Ángel Vilá), la secretaría general del consejo (Ramiro Sánchez de Lerín), el jefe de data (Chema Alonso), las direcciones de finanzas y control (Laura Abasolo), comunicación corporativa y marketing institucional (José Luis Gómez-Navarro), asuntos públicos y regulación (Carlos López Blanco), estrategia y desarrollo corporativo (Enrique Lloves), chief of staff (María García-Legaz) y asuntos públicos de presidencia (Francisco de Bergia).

Las acciones de Telefónica subieron hoy un 0,27% (9,33 euros) tras comunicar el nombramiento de Vilá y otros cambios en la dirección.

En busca de más crecimiento

La decisión de Telefónica de rediseñar su modelo organizativo se produce en un contexto de continua transformación, y el presidente de la teleco busca con ello “acelerar el ritmo de crecimiento del negocio, facilitar la implantación y el logro de nuevas metas e impulsar los nuevos valores que habrán de regir la vida corporativa en los próximos años”. La firma dijo que Álvarez-Pallete quiere posicionar a la compañía en el ecosistema digital como “líder en transformación digital en los países en los que opera y contribuir a definir las nuevas reglas de la economía digital, con la confianza de los clientes como pilar clave para el futuro de la compañía”.

La empresa destacó también que en el avance hacia una compañía de plataformas, “sigue simplificando su estructura, unificando áreas de gestión para agilizar la toma de decisiones y la ejecución, reforzando sus capacidades tecnológicas y de innovación”.

Pallete que ya inició hace meses cambios en la cúpula, con los fichajes de Mariano de Beer, como director comercial digital; Chema Alonso como jefe de data; José Luis Gómez-Navarro, como responsable de comunicación, y poniendo nuevos máximos ejecutivos en las filiales de Reino Unido, Brasil y Alemania, también desveló hoy la salida de Luis Blasco, presidente de vídeo en España y expresidente de Telefónica Argentina. Blasco, amigo personal de Alierta, jugó un papel clave en la gestión de la teleco en ese país en la época de Kirchner, siempre con rumores de nacionalización.

Normas