Ceconomy juega al estilo alemán para hacerse con Fnac

El dueño de Saturn y Media Markt puede permitirse ser prudente en su desembarco en la francesa

Fnac

Hace más de una década, la cadena alemana de productos electrónicos Saturn acuñó el eslogan publicitario “Geiz ist geil”, traducido como “la austeridad es buena”. La matriz de la empresa, Ceconomy, está colocándose a la altura de esta idea al comprar a buen precio el 24% de la cadena francesa de libros y productos electrónicos Fnac Durty.

Ceconomy, como es conocida la compañía después de la división del conglomerado alemán Metro, va a pagar 452 millones de euros al empresario francés François-Henri Pinault por la participación, lo que supone un 7% de descuento respecto al precio de cierre del martes. La subida del 4,6% en el precio objetivo de la acción desde que se anunció el acuerdo hace que la participación de Ceconomy valga ya alrededor de 510 millones.

En cierto modo, una compra a gran escala tiene sentido. Ceconomy no tiene tiendas en Francia, un atractivo mercado para la electrónica de consumo, como ha señalado su director ejecutivo Pieter Haas. Y con solo una participación minoritaria, no tiene control operativo, financiero o estratégico sobre la empresa. Si Ceconomy se hace con el resto de Fnac en los próximos 24 meses, ha acordado ampliar su pago a Pinault.

Haas podría asumir una prima mayor. Cuando Fnac se hizo con su rival Darty en 2016, dijo que sus sinergias superarían el 4% de su objetivo de ingresos. Teniendo en cuenta que Fnac Darty prevé unas ventas de 7.400 millones para este año, una objetivo de sinergias tan alto traería unos ahorros de alrededor de 150 millones. Capitalizada y con un impuesto del 30%, valdría más que los 1.000 millones actuales– suficiente para financiar más del 50% de recargo sobre el precio del martes.

El inconveniente a es que ahora que Ceconomy ha mostrado sus cartas, los inversores pueden aumentar su oferta por los títulos de Fnac Darty. Pero una participación del 24% sería suficiente para mantener a raya a un competidor rival mientras que Haas se hace con Ceconomy, escindida de Metro hace tan solo dos semanas. En otras palabras, puede permitirse ser prudente y paciente, como los compradores de su país.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción es responsabilidad de CincoDías.

Normas