automoción Ampliar foto

Ocho de los diez primeros destinos de exportación de coches españoles reducen su demanda

Los mercados europeos rebajan sus tasas de crecimiento

La inestabilidad política en países como Turquía provoca descensos en las compras

La debilidad de la demanda en los destinos principales de exportación de los vehículos fabricados en España está provocando acusados descensos en la producción de las fábricas en los últimos meses, especialmente en junio.

En este periodo, rebajaron sus ensamblajes casi un 13% respecto del mismo mes del año anterior, hasta las 260.232 unidades, según los datos hechos públicos por la asociación española de fabricantes de coches Anfac.

En el acumulado del año, entre enero y junio, la producción española de vehículos cerró con 1.563.858 unidades fabricadas, cantidad que representa un 3,5% menos si la comparamos con el mismo periodo del pasado año, tal y como explicaron desde Anfac.

Las factorías atraviesan por dos fenómenos que impactan en sus datos de producción y que hacen dudar de si completarán este año el objetivo de los tres millones de vehículos producidos, que se marcó la propia asociación hace cuatro años. Por un lado, como explica Anfac, “algunos fabricantes están inmersos en procesos de cambios de modelo” en sus líneas de producción.

Estas nuevas asignaciones conlleva incluso en algunos casos “a la paralización total de la fabricación para la adaptación de las líneas a los requerimientos técnicos de los nuevos modelos”.

Pero por otro lado, “la disminución de las matriculaciones en algunos de los grandes mercados exteriores destino de los vehículos fabricados en España explicarían, en parte, el retroceso en las cifras de producción”, aseguran también desde Anfac.

Y es que ocho de los diez principales destinos de exportación de vehículos españoles redujeron significativamente su demanda en junio, según los datos disgregados facilitados por la asociación de fabricantes. En el acumulado del año, esta rebaja en las compras de automóviles nacionales solo se registra en seis de los más grandes, anque la tasa de descenso es también relevante.

El caso más relevante, por la tasa de descenso registrada, es la de Turquía. El país, quinto entre los destinos más relevantes, rebajó sus compras un 32,4% en junio, adquiriendo solo 9.942 unidades desde España. En el acumulado del año, el país lleva un descenso de sus importaciones de vehículo español del 22,4%, sumando 50.101 vehículos comprados.

Desde Anfac, afirman que “la inestabilidad política y económica del país afecta a su comercio exterior pero también al mercado interior”. Así, señalan que las matriculaciones de turismos han caído un 10% entre enero y junio en el país mientras que las de vehículos comerciales han descendido un 13%, en el computo general. Las entregas de furgonetas en Turquía también han caído un 6,7%. “La inestabilidad afecta a la confianza del consumidor, que decide no cambiar de coche”, explican desde la asociación.

Pese a tener el mayor descenso en términos de tasa, las menores ventas a Turquía son menos dolorosas para las fábricas españolas que la reducción de compras de países como Francia, que ha rebajado sus adquisiciones de vehículo español en un 10% el mes pasado, hasta las 43.515 unidades en junio. En el acumulado del año, el segundo mayor comprador de coches nacionales ha reducido sus compras en un 4,9%, hasta las 230.246 unidades. También Alemania, el primer destino de exportación de coches españoles, rebajó sus adquisiciones un 3% en junio, hasta los 41.591 automóviles.

La patronal europea de fabricantes de coches Acea estimó, en su presentación de datos de junio, que “el crecimiento de las matriculaciones en los mercados europeos está siendo bastante modesto en general” si bien “en términos de volúmenes, las cifras del mes pasado ya se acercan a las registradas en junio de 2007, justo antes de que la industria del automóvil se desplomara por la crisis económica”.

Este 1,54 millones de unidades comercializadas supone entonces “una de las cifras de entregas más altas de la última década”. Con estos volúmenes, Europa ya estaría cerca de lo que se considera su mercado natural y por lo tanto, todos los crecimientos se irán ralentizando a futuro.

Entre los europeos, sin embargo, es relevante el descenso de las comercializaciones con Reino Unido, el tercer mercado más importante para las fábricas españolas. En el sexto mes del año, las exportaciones a este país se redujeron en un 18,5%, hasta las 29.779 unidades comercializadas. En el acumulado del año, cayeron un 2%, hasta las 194.297 unidades entregadas.

El análisis de Anfac al respecto de este mercado apunta a que “además de la devaluación fuerte de la libra a consecuencia de la aprobación del brexit, lo que encarece el producto español, las matriculaciones en Reino Unido han caído en los últimos meses. En junio, se redujeron un 4,5% y en el acumulado del año, caen un 1,3%”, explican desde la asociación.

Desaparece, también, por ejemplo, de entre los principales destinos de exportación Argelia, que en otros periodos ha tenido un peso más relevante en las exportaciones de coches españolas. Las medidas proteccionistas que está llevando a cabo su Gobierno obstaculizan las ventas de vehículos allí.

En la cara positiva de la estadística, Suiza entra en el Top10 del mes de junio con una subida de sus adquisiciones de coche español del 22,7%, hasta las 4.730 unidades. Supera a Polonia en el sexto mes del año en comercializaciones aunque desde Anfac afirman que “puede ser un dato coyuntural porque su mercado evoluciona positivamente”.

Normas
Entra en EL PAÍS