España todavía no supera los niveles precrisis de trabajadores y empresas

Las pequeñas compañías representan el 98,09% de las compañías del país

El número máximo de empleados y empresas se alcanzó en el verano de 2007

Número de trabajadores según el tamaño de las empresas Ampliar foto

A pesar de la recuperación de la economía, España todavía no ha recuperado los niveles de trabajadores y empresas anteriores a la crisis. Esta es una de las principales conclusiones del informe Estudio sobre la evolución de empresas y trabajadores. Serie histórica 1999-2016, elaborado por la CEOE y presentado este martes en la sede de la patronal.

Jordi García Viña, director de Relaciones Laborales de la CEOE, ha explicado que el estudio refleja que el número de trabajadores inscritos en el régimen general de la Seguridad Social todavía se encuentra dos millones por debajo del máximo alcanzado en 2007. Ese año sumaron 14,73 millones de afiliados. El número disminuyó hasta el año 2013, siendo en los primeros meses de 2014 cuando inicia su recuperación. “La recuperación económica contagia al aumento del número de asalariados”, ha afirmado García Viña. A 31 de diciembre pasado, había 12,83 millones de trabajadores en la Seguridad Social.

El representante de la patronal ha afirmado que las reformas laborales de 2010 y 2012 fueron útiles para la salida de la crisis, pero no fomentaron la contratación. “Estas medidas estaban pensadas para solventar problemas, pero no han servido para crear empleo”, ha asegurado. García Viña ha pedido medidas para luchar contra el desempleo juvenil y el paro de larga duración, especialmente de los mayores de 55 años.

El régimen de autónomos (RETA) fue utilizado como “refugio” durante la crisis económica. “Existe una relación clara entre la crisis económica y el aumento del número de trabajadores autónomos, en su calidad de valor refugio”, ha señalado CEOE en la presentación.

El informe subraya que a finales de 2016 había 3,2 millones de autónomos en España. “Por desgracia el RETA ha sido un refugio, una solución poco querida, utilizada como un mecanismo de salida de la crisis”, ha aclarado García Viña. El dirigente de la patronal ha lamentado que se haya perdido el “ímpetu por el emprendimiento” y que la mayor parte de la población en edad activa prefiera ser asalariado por la mayor conciliación que representa.

Al igual que ocurre con los trabajadores, el máximo número de empresas también se alcanzó durante el verano de 2007. En el mes de junio de ese año había 1.427.497 compañías en España. Esta cifra disminuyó hasta 2010, momento en el que empezó a repuntar, con un descenso puntual en 2013, para situarse ahora cerca de los niveles de 2005.

Desde 2010, el número de empresas de menos de 50 trabajadores ha aumentado, mientras que las compañías de más de 50 trabajadores aún no han recuperado los niveles anteriores a 2010. Las microempresas y pequeñas sociedades, de menos de 50 trabajadores, representan el 98,09% del total. “La crisis económica afectó a todas las empresas, pero las pequeñas utilizaron mecanismos informales para defenderse”, ha explicado García Viña.

Normas