EDP y Calidad Pascual cierran el primer acuerdo de compraventa de electricidad en España

Este tipo de contrato permite comprar energía a precio estable y certificar el origen de la energía

La empresa de alimentación, primer comprador directo de energía producida en parques eólicos

energías
Logo de EDP en las oficinas centrales de la compañía.

El grupo EDP y Calidad Pascual anunciaron ayer que han firmado el primer acuerdo de compraventa de electricidad en España a largo plazo y con suministro exclusivo de energía renovable. Con este contrato, EDP se convierte en el primer productor que vende la energía a un cliente final.

El contrato, que tiene una duración de cinco años, arranca el 1 de enero de 2018 hasta el 31 de diciembre de 2023. La eléctrica explicó que la firma de un acuerdo de este tipo (conocidos como PPA, por sus siglas en inglés) supone un contrato de venta de electricidad entre un generador de energía, en este caso EDPR, y un cliente final, Calidad Pascual, que establecen un precio de la electricidad a largo plazo y que, por tanto, permiten al cliente comprar energía “a un precio atractivo y estable”. Es decir, el acuerdo facilita la planificación de los costes de energía y mejora la visibilidad de los precios más allá del horizonte temporal del mercado.

Ambas compañías destacaron en un comunicado que el contrato garantiza que la energía suministrada proviene de los activos renovables eólicos de una forma “transparente y auditable”. En este sentido, Calidad Pascual apuntó que el acuerdo amplía su compromiso con la sostenibilidad y le convierte en el primer comprador directo de energía producida en parques eólicos en España.

“Este acuerdo refleja nuestra apuesta por el uso de energía renovable. Actualmente, el 99% de la energía que consumimos es renovable y trabajamos en la mejora continua, buscando soluciones novedosas y el uso eficiente de los recursos para ser más competitivos y garantizar la sostenibilidad ambiental”, explicó David Casañ, director de operaciones de Calidad Pascual.

Uno de los objetivos de la empresa de alimentación de cara a 2020 es reducir un 20% el ratio del consumo de energía eléctrica, según añadió el director de responsabilidad corporativa y comunicación de Calidad Pascual, Francisco Hevia. El ejecutivo señaló que este acuerdo se enmarca dentro del plan de impacto medioambiental del grupo, para minimizar la huella ambiental de la compañía a través de la mejora en la eficiencia en sus procesos productivos, “fundamentalmente en el uso de los recursos”.

La firma de este acuerdo sellado a tres partes (Calidad Pascual comprará, a través de la comercializadora de EDP, energía eólica producida en los parques de EDP Renováveis (EDPR), “es un gran paso para el mercado español y demuestra que, en EDP, somos capaces de innovar en la búsqueda de fórmulas interesantes para nuestros clientes”, destacó Javier Florez, director de ventas de empresas y grandes clientes de EDP. “Sin duda”, insistió el directivo, este acuerdo “sentará las bases de una estrategia futura para muchas organizaciones”.

Por su parte, Rocío Sicre, directora general de EDPR para España, aseguró que están “muy satisfechos” con este acuerdo que refuerza el que ya tienen con la empresa de alimentación desde 2005 y que “nos convierte a ambas compañías en pioneros para este tipo de iniciativas en España”.

Si bien el acuerdo entre el grupo EDP y Calidad Pascual representa el primer PPA corporativo firmado en España, a nivel global este tipo de contratos es ya una realidad. Por ejemplo, EDPR, cuarto productor mundial de energía eólica, empezó a ofrecer este tipo de acuerdos en 2014 y ya tiene firmados algunos con empresas privadas en Estados Unidos como Bloomberg, General Motors y Amazon Web Services (la potente unidad de negocio de computación en la nube de Amazon);también con empresas como Industrias Peñoles, en México.

El grupo EDP resaltó ayer que estas iniciativas permiten a las organizaciones asegurarse el suministro de energía renovable y cumplir con sus objetivos de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático a través de una certificación del origen de la energía asociada a estos contratos.

Una fórmula que genera interés

EDP está ofreciendo a otras empresas industriales españolas y a filiales de multinacionales asentadas en el país el tipo de contrato que acaban de alcanzar con Calidad Pascual. “Es una fórmula que empieza a generar mucho interés, porque permite al cliente saber qué precio pagará por la energía que compra durante los años que dura el acuerdo”. Pero, además, este tipo de contrato, “nos permite no solo ofrecer al cliente la garantía de origen renovable de la energía que ya le ofrecemos ahora con el aval de la CNMC, sino darle una trazabilidad aún más clara y decirle con precisión de qué parque eólico procede su energía”.

EDP asegura también que todo el sector energético está buscando fórmulas innovadoras para ofrecer a sus clientes, y los acuerdos PPA es una de ellas. “Las comercializadoras cada vez nos adaptamos más a lo que necesitan los clientes, a su manera de consumir, y no al revés como ocurría hasta hace poco. Y esta era una tendencia difícil de imaginar hace unos años”, reconocen.

En esta línea, la consultora Wood Mackenzie ha publicado un estudio en el que anticipa que las energía eólica y solar van a redefinir el mercado de la energía. La primera ya genera el 5% de la electricidad en EE UU. Y es que muchas firmas como Amazon, Nike o Google reclaman cada vez más energías limpias.

Normas