Radiografía de Bankia Ampliar foto

Bankia resucita en su sexto aniversario en Bolsa

Los analistas reciben con optimismo su fusión con BMN, aunque limitan su recorrido alcista

En el año, el banco acumula un alza del 16% en Bolsa

El próximo jueves se cumplirán seis años del momento en el que el entonces presidente de Bankia, Rodrigo Rato, hizo sonar la campana con el que comenzó la andadura de la entidad en Bolsa. Tras una etapa muy convulsa donde tuvo que ser rescatada con la inyección de 22.424 millones de euros de ayuda pública, el banco, que retornó al Ibex en diciembre de 2013, afronta con optimismo el futuro gracias a la subida de sus acciones del 16% en lo que va de año y a la absorción de BMN en el horizonte cercano.

A pesar de la incertidumbre que ha sobrevolado al sector tras la caída del Popular y la decisión de la CNMV de prohibir las posiciones cortas sobre Liberbank para evitar un efecto contagio, los títulos del banco nacido de la fusión de siete cajas de ahorro acumulan una revalorización del 80% en los últimos 12 meses. “Se ha comportado bastante bien, como se espera de una banco que ha normalizado sus cuentas”, señala Javier Bernat, analista de GVC Gaesco Beka.

La unión de los dos bancos nacionalizados supone un gran hito en el camino para la entidad dirigida por José Ignacio Goirigolzarri, que había tenido vetada su expansión por Bruselas tras recibir ayudas públicas. Bankia valoró a BMN en 825 millones de euros. El acuerdo de fusión de ambas entidades determina que los accionistas actuales de BMN recibirán una acción de Bankia por cada 7,82 títulos del banco murciano y tendrán en conjunto un 6,7% del grupo resultante. El Estado, a través del FROB, será el primer accionista de la nueva entidad y pasará a controlar el 66,6% del capital, frente al 62,2% actual.

Esta operación permitirá a Bankia consolidarse como el cuarto banco español, por delante del Sabadell, fue recibida con alegría por parte de inversores y expertos. “La integración tiene sentido estratégico, ya que podrá incrementar el volumen de activos en un 20% y ganar cuota de mercado en las regiones de BMN (Granada, Murcia e Islas Baleares”, afirma el equipo de análisis de Bankinter.

La dificultad de que la rentabilidad alcance en el corto plazo el doble dígito es una de las dudas que genera el valor, explica Bernat, aunque se prevé una mejora gracias a la fusión. “La evolución desde 2012 ha sido extremadamente positiva, principalmente en costes, calidad de activos y solvencia. Sin embargo, los bajos tipos de interés han impedido una importante mejora de la ROTE –rentabilidad del capital tangible– que estimamos en un 6,5% en 2017. El acuerdo de fusión lo mejorará hasta un 9,0% en 2020”, apunta un informe de Bankinter. “Estimamos que el ROTE se mantenga en el 8,9% en 2019 tras la integración y las sinergias de BMN”, afirma el equipo de Fidentiis Equities.

Cuando se estrenó en el parqué el 55% de Bankia, la entidad logró captar una financiación 3.092 millones, con un precio por acción de 3,75 euros. En la actualidad, los títulos se sitúan en torno a los 4,5 euros.

De cara al futuro, los analistas creen que la cotización podría resentirse ligeramente en el corto plazo. El precio objetivo de la acción se sitúa en los 3,99 euros, un 11% por debajo del precio actual. “Bankia acumula una revalorización del 16% en lo que va de año, mejor que el Ibex, en parte porque el mercado ya ha recogido las expectativas de subidas de tipos y el anuncio de compra de BMN. No vemos razones para pensar en un recorrido adicional por motivos asociados a la propia entidad”, señala Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Sin embargo, la presentación de unos buenos resultados en el segundo trimestre podrían beneficiar el recorrido en Bolsa hasta finales de año, donde también será determinante la correcta culminación de la fusión, que JB Capital Markets pronostica para diciembre. Bankia cerró los tres primeros meses de 2017 con un beneficio neto de 304 millones de euros, lo que supuso un alza del 28,4% y el mejor resultado trimestral de su historia. “Los resultados del segundo trimestre van a ser un punto de inflexión, que hará que el segundo semestre sea mejor que el primero”, apunta Bernat. “De cara a la segunda parte del año será importante ver cómo evoluciona el euríbor, que continúa en zona de mínimos históricos y podría presionar algo la mejora de los márgenes”, explica Álvarez.

La evolución del sector financiero llevan a los analistas a mantener la cautela sobre el valor. Debido a ello, un 44% de los analistas recogidos por Reuters recomiendan vender los títulos, frente al 33% que optan por comprar. Únicamente seis expertos prefieren mantener. “Ha habido una desconfianza en la banca, pero se trata de un sector que ha subido un 73% en un años, excluyendo a Popular. La banca española empieza a estar en precio”, apunta Bernat.

Las claves
  • Acelerón de la privatización. La fusión con BMN podría acelerar la privatización de la entidad, cuyo plazo para que el FROB se desprenda de su participación vence a finales de 2019 (cumplía este año pero el Gobierno lo amplió en dos más). Goirigolzarri reconoció a finales de junio que podría considerarse la venta de un nuevo paquete de Bankia en la última parte de este año. “Vamos viéndolo. Si hay interés y el precio es adecuado es una de las cuestiones que se pueden considerar”, llegó a reconocer entonces el ministro de Economía Luis de Guindos.
  • Ayudas públicas. En total, ambas entidades recibieron 24.069 millones de euros en ayudas públicas (22.424 millones para Bankia y 1.645 millones para BMN). De acuerdo con los cálculos de Bankia, el Estado habría recuperado un total de 1.838 millones de euros, teniendo en cuenta la cantidad ingresada con la privatización de un 7,5% del capital de Bankia efectuada en febrero de 2014, que aportó 1.304 millones de euros, y la suma de los tres dividendos pagados hasta la fecha, que asciende a 534 millones de euros.
  • Posiciones cortas. Los inversores bajistas han desembarcado en Bankia. Según el último recuento de la CNMV, los cortos se sitúan en el 2,7% del capital.
Normas
Entra en EL PAÍS