El Ibex firma su mejor semana desde mayo: próximo objetivo los 11.000 Ampliar foto

El Ibex firma su mejor semana desde mayo: próximo objetivo los 11.000

El selectivo sube en las últimas cinco sesiones un 1,59%

El euro marca nuevos máximos y se cambia a 1,145 dólares

Vuelve el apetito de los inversores por la renta variable o al menos hasta que se publiquen los resultados empresariales. Las expectativas de que las cuentas de segundo trimestre sigan la tendencia positiva del inicio de año sirven de aliciente para las subidas en Bolsa. Aunque el viernes la falta de concreción de los datos procedentes de EE UU llevó a los inversores a apostar por la cautela (el viernes el selectivo cedió un 0,03%), en el conjunto de la semana el Ibex 35 se revalorizó un 1,59%, su mayor ascenso desde principios de mayo, momento en el que los repuntes alcanzaron el 3,9%.

IBEX 35 10.426,60 -1,31%

Con la vista puesta en la próxima semana los analistas de XTB fijan como rango para el índice español los 10.450 y 10.800 puntos. “En el caso que se produzca un fuerte repunte de la macroeconomía podríamos ver una ruptura de su primera resistencia, buscando de nuevo los 11.000”, indica Joaquín Robles.

Una vez más los bancos centrales y las filtraciones que confirman la implicación de la familia Trump en la trama de espionaje ruso jugaron un papel destacado. La presidenta de la Reserva Federal compareció en el Congreso de EEUU, en la que puede que sea su última intervención ante la cámara (en febrero finaliza su mandato). Janet Yellen no dio pistas sobre cuándo volverá a subir los tipos, pero sí que se mostró optimista con el devenir de la economía en el segundo trimestre.

A las declaraciones de la responsable del banco central de EE UU se suman las filtraciones sobre la posibilidad de que Mario Draghi acuda a la reunión de Jackson Hole, que se celebrará dos semanas antes del consejo de gobierno del BCE. El simple rumor sirve de excusa para que los inversores empiecen a descontar la posibilidad de que el banquero italiano aporte pistas sobre la retirada de estímulos.El consenso de los analistas fija en septiembre el anuncio de la reducción del programa de compras, pero no será hasta enero de 2018 cuando comience a aplicar el tapering.

En este contexto, las rentabilidades de la deuda siguieron la tendencia alcista durante gran parte de la semana con la excepción, eso sí, del viernes. A pesar de esta corrección, el bono español a diez años sube al 1,65%, máximos del pasado mes de abril mientras el bund escala al 0,59%, niveles que no registraba desde principios de 2016.

El incremento de los rendimientos de la deuda está siendo uno de los catalizadores para las subidas de la banca en Bolsa. No obstante, fue ArcelorMittal la cotizada que más subió en las cinco últimas sesiones, periodo durante el cual se anotó un 9,44%.En este repunte jugó un papel destacado la decisión de la Administración Trump de “fijar nuevas cuotas y tarifas para contrarrestar el dumping industrial de las compañías chinas, muchas de las cuales están trabajando a pérdidas y se mantienen a flote gracias a los subsidios del estado”, señalan desde Link Securities. A ArcelorMittal le siguió de cerca Dia, con un alza del 5,5%, después de que la francesa Casino publicara un mayor crecimiento orgánico de sus ventas durante el segundo trimestre de 2017.

Por su parte, Santander, que el jueves anunció la compensación para los afectados por la resolución de Popular, corrigió un 0,24% en la semana (el viernes cedió un 0,94%) mientras que Liberbank, que disfrutará dos meses más de la prohibición de posiciones cortas, sumó un 4,5%.

El comportamiento de la Bolsa española se mantuvo en línea con el resto de los índices europeos, que el viernes aprovecharon los débiles datos de EE UU (la inflación cerró en junio en 1,6% y las venta minoristas cayeron un 0,2%) para consolidar niveles. El FTSE británico corrigió un 0,47%; el Mib italiano un 0,14%; el Dax alemán un 0,08%; el Euro Stoxx cedió un 0,21% mientras el Cac francés concluyó en tablas.

El euro sigue sacando pecho en su cruce con el dólar. La divisa comunitaria se revalorizó un 1%, hasta los 1,145 billetes verdes, ascenso que le permite regresar a máximos de mayo de 2016. En este comportamiento destacó la depreciación sufrida por el dólar después de que se filtrase que el primogénito de Donald Trump había mantenido reuniones con la abogada rusa para conseguir información contra Hillary Clinton, la candidata demócrata a las elecciones presidenciales de pasado noviembre. La próxima semana el euro se moverá al compás de las declaraciones de Mario Draghi, que comparecerá ante la prensa después del consejo de Gobierno del BCE.

Normas
Entra en EL PAÍS