colchon bale

La startup que anuncia Gareth Bale promete un crecimiento del 460%

La marca de colchones ha conseguido expandirse por todo el mundo

Simba, el colchón que anuncia la estrella del Real Madrid es todo un éxito para el consumidor y, sobre todo, para sus inversores, que han comprobado cómo su capital se ha visto multiplicado en poco más de un año.

El colchón Simba cuenta con una fabricación única, con 2.500 muelles cónicos y una espuma viscoelástica reactiva. Se lanzó al mercado en febrero de 2016, y terminó el año con unos ingresos netos de más de 9 millones de libras esterlinas. Se estima que al finalizar este año, esa cifra crezca en un 460%, hasta llegar a los 50,9 millones de libras y que alcance los 178 millones en 2019. Durante los primeros 11 meses, Simba vendió 20.000 colchones, por valor de 13 millones de libras. Solo dos meses más tarde, la cifra de ventas llegó a los 45.000.

El secreto del éxito

Además de la tecnología propia con la que está fabricado el colchón, Simba prometió a sus inversores una rápida expansión internacional, y así ha sido. Además de en doce países europeos, la compañía tiene presencia en Estados Unidos, Canadá, Dubai, Israel, y está introduciéndose en el mercado asiático.

Por otro lado, otra de las razones del éxito de Simba es su campaña publicitaria. Su director creativo y de publicidad, Sir John Hegarty, supo escoger bien la imagen de la empresa. Al futbolista se le identifica con la marca, y al revés.

El precio es otra de sus fortalezas. Simba es un colchón Premium, con una tecnología única, pero que se vende al por menor, y a un precio un tercio inferior al habitual en los colchones de alta gama.

Todo ello ha favorecido una evolución favorable de la compañía, con unas previsiones de crecimiento aún mayores.

Normas
Entra en EL PAÍS