Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

MásMóvil descarta pagar dividendos en 2017 y 2018, pero abre la puerta para el futuro

La empresa cuenta con créditos fiscales por 1.399 millones

Pierde 41 millones en el primer trimestre, aunque los ingresos suben un 8,5%

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha aprobado este jueves el folleto registrado por MásMóvil, de cara al paso de la operadora del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) a la Bolsa, que tendrá lugar mañana. La empresa, primer en dar este paso, empezará a cotizar en el mercado continuo.

La empresa, que en 2016 ejecutó las millonarias adquisiciones de Yoigo y Pepephone, indica en el folleto que no tiene intención de distribuir ningún dividendo a cuenta de los resultados de los ejercicios de 2017 y 2018. No obstante, MásMóvil no descarta abonar dividendos en el futuro como consecuencia de los excesos de generación de efectivo, y siempre que sea posible conforme a los contratos de financiación de los que forman parte las sociedades del grupo (préstamo sindicado, deuda junio, bonos de MásMóvil Ibercom y bonos de MásMóbil Broadband).

La operadora señala también que cuenta con bases imponibles pendientes de compensar por un total de 1.399 millones de euros. De igual forma, Xfera, matriz de Yoigo, cuenta con créditos fiscales por bases imponibles generadas desde su constitución por un importe de 1.289 millones de euros. “Su recuperabilidad está condicionada a la generación de resultados positivos suficientes en los próximos años, es decir, al cumplimiento de los objetivos establecidos en el plan de negocio”, señala la compañía en el conjunto de los riesgos adheridos a la operación.

Entre las advertencias que la empresa hace a los inversores figura el alto nivel de endeudamiento. MásMóvil sumaba una deuda financiera neta a la conclusión del primer trimestre por un importe de 777 millones de euros. El ratio de deuda financiera neta con respecto al ebitda asciende a 4,8 veces, con respecto al patrimonio neto es de 3,6 veces y en relación al activo total es de 0,4 veces.

La teleco registró en el primer trimestre unas pérdidas de 41,77 millones de euros, justificadas en gran parte (34 millones) por los resultados procedentes de la variación a valor razonable de determinados instrumentos derivados, emitidos por la compañía, que señala que la variación de estos instrumentos no comporta salida de caja (especialmente un préstamo participativo con ACS). El resultado de explotación, no obstante, fue positivo en 11,9 millones de euros.

De igual forma, MásMóvil registró en el primer trimestre unos ingresos de 296,85 millones de euros, un 8,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, en términos proforma. Los ingresos por servicios suben un 17%, gracias al crecimiento de la empresa en el negocio móvil y de banda ancha fija. El ebitda recurrente se situó en 45,34 millones, un 128% más.

MásMóvil tiene un fondo de comercio al cierre de marzo de 388 millones de euros, cifra que supone un 20,8% del total del activo, como consecuencia de la estrategia de crecimiento inorgánico, con las adquisiciones de Yoigo, Pepephone y LlamaYa.Al cierre de 2016, MásMóvil señala que presentó un fondo de maniobra negativo de 238,26 millones de euros. De cara a 2017, la empresa prevé que las necesidades de tesorería no superen la capacidad de financiación.

La compañía destaca, igualmente, que cuenta con instrumentos convertibles por importes relevantes, con un precio de conversión muy inferior a la cotización actual. MásMóvil recuerda que el gigante Providence, primer accionista con un 18% del capital, se comprometió a invertir 165 un convertible a largo plazo. El precio de conversión es de 22 euros por acción (podrá convertirse pasados tres años y tres meses desde su emisión).

Las acciones de MásMóvil han subido este jueves un 3,47% hasta 61,05 euros (recientemente marcaron un máximo histórico de 64,99 euros). Su capitalización bursátil ronda los 1.170 millones de euros.

MásMóvil y ACS pactan nuevos términos en su acuerdo de financiación por Yoigo

MásMóvil y ACS han alcanzado un acuerdo para refinanciar la deuda generada por la adquisición de las acciones y los créditos participativos de Xfera Móviles (Yoigo), de la que el grupo que preside Florentino Pérez era el segundo accionista. Hasta ahora, la teleco mantenía un acuerdo de deuda convertible con ACS, por el que una subida del precio de la acción suponía del valor de los instrumentos derivados con el consiguiente efecto negativo en las cuentas y patrimonio del grupo. Solo en el primer trimestre, el impacto fue de 34 millones de euros por la fuerte revalorización de los títulos de MásMóvil.

Ahora, ambos grupos han establecido cristalizar en 80 millones de euros el posible pago contingente, cuya posible materialización estaba inicialmente establecida en 2020. El importe inicial previsto para este pago era de un máximo de 80 millones si el beneficio bruto de explotación (Ebitda) consolidado del grupo ascendía a 300 millones en 2019. La teleco había provisionado ya 63 millones para ello y este jueves ha informado de que supondrá un incremento de su deuda financiera de seis millones.

En el anterior acuerdo, la conversión de los instrumentos era voluntaria por parte de ACS a un precio fijo por acción de entre 25 y 40 euros en función del momento y podía ejecutarse desde la emisión y hasta que transcurrieran seis años. Ahora las dos ventanas de conversión quedan reducidas a una, hasta el 30 de junio de 2021, de forma que los instrumentos se podrían convertir en 4,8 millones de acciones, lo que implica un precio implícito de 41,67 euros. Hoy los títulos han cerrado por encima de 61 euros.

Además, se ha eliminado el interés variable del 3%, lo que implica un ahorro en el pago de intereses futuros de unos 12 millones de euros. Con respecto al aval bancario otorgado por MásMóvil durante los dos primeros años desde la firma del acuerdo inicial, su ejecución queda limitada exclusivamente a que la empresa incumpla sus obligaciones contractuales.

Normas
Entra en EL PAÍS