PIB turístico frente al PIB general de la economía española Ampliar foto

Exceltur mejora sus previsiones pero advierte ante la "congestión" turística

Culpa a las viviendas turísticas de generar un rechazo social que afecta a todo el sector

Celebra el proyecto de real decreto anunciado por Hacienda

"El segundo trimestre ha mostrado plena efervescencia de la actividad turística", ha subrayado este jueves José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur. El directivo ha destacado los buenos datos de los últimos tres meses en el sector, que han llevado a la organización empresarial a aumentar sus previsiones para el cierre del año, pasando de un crecimiento estimado del 3,6% en el PIB turístico al 4,1%.

El buen comportamiento de la demanda extranjera, que ha vuelto a crecer en el segundo trimestre, y la mejora de las perspectivas de consumo del turismo nacional, están marcando el crecimiento del sector en lo que va de año. La situación geopolítica y la inseguridad percibida respecto a las capitales europeas, están impulsando el turismo urbano en España.

Pero frente a los datos positivos, Zoreda ha pedido una reflexión sobre el modelo turístico debido a la "congestión" que comienza a percibirse en algunos destinos. "Necesitamos buscar tanto las autoridades como el sector privado modelos de crecimiento más sostenibles", ha solicitado el directivo.

Zoreda ha achacado esta problemática al crecimiento que están teniendo las viviendas turísticas. El alquiler de estas viviendas ha crecido un 37% en el segundo trimestre, muy por encima de otros alojamientos, y en algunas ciudades, como Madrid, este incremento ha superado el 170%. "Son las causantes de que comience el rechazo en algunos sectores con mensajes que afecta a todo el sector, incluso a los que no tienen culpa", ha añadido.

El directivo ha solicitado que se llegue a propuestas que no sean cortoplacistas o "parches" como se ha  hecho en algunas ciudades. "Tenemos que pensar en cómo queremos el sector en el medio y largo plazo".

En este sentido, ha celebrado la medida anunciada por el Ministerio de Hacienda de un anteproyecto de ley, que obligaría a las plataformas como Airbnb a comunicar el nombre de los inquilinos, las pernoctaciones y un número de referencia catastral. "No es el 100% de lo que esperábamos pero es un paso adelante", ha señalado Zoreda, quien ha puesto como ejemplo la regulación italiana, que gravará con el 21% a todos estos alojamientos.

"Tenemos que ir a modelos que ordenen, controlen y regulen el fenómeno porque se nos está yendo de las manos", ha argumentado Zoreda, exigiendo unas "reglas de juego iguales" apra todas las empresas. "Estas viviendas son las culpables de la gentrificación que está provocando rechazo a todo el sector", ha apuntado.

Normas
Entra en EL PAÍS