Illinois muestra los peligros de la pirotecnia presupuestaria

Varios Estados han pasado por alto los plazos para el nuevo fiscal, que comenzó el 30 de junio

Día de la Independencia
Celebraciones por el Día de la Independencia en Texas este fin de semana.

Illinois está representando un espectáculo del 4 de Julio para que los otros Estados observen. Un tercer año consecutivo de impasse político ha dejado a la tierra de Lincoln sin un presupuesto y a sus legisladores y al gobernador republicano Bruce Rauner corriendo para evitar una calificación de crédito basura. Con las celebraciones del Día de la Independencia, al menos otros cinco Estados también olvidado sus plazos fiscales. Están jugando con peligrosas pirotecnias fiscales.

El largo fin de semana en el país comenzó con disputas previas a las barbacoas. Connecticut y Massachusetts han empezado el nuevo año fiscal sin haber acordado unos presupuestos. En Nueva Jersey, como parte de un bloqueo gubernamental más amplio, el gobernador Chris Christie cerró las playas, aunque fue pillado disfrutando en una de ellas. Maine también puso fin a las funciones no consideradas de emergencia puesto que su presupuesto ha llegado a un callejón sin salida.

En Illinois, ha habido algo de movimiento. La Cámara de Representantes alcanzó un acuerdo para los 37.000 millones de presupuesto de 2018 cuando los republicanos rompieron filas y acordaron subir los impuestos, lo que alentó a Fitch lo suficiente como para tener ayer un tono más animado. La medida ahora se dirige al Senado, aunque Rauner, anteriormente presidente de la firma de capital privado GTCR, señaló que vetará el plan.

Esto deja al Estado, que ya tiene la calificación más baja, avanzando precipitadamente hacia otra rebaja. S&P Global Ratings advirtió el mes pasado de una “espiral de crédito negativo” si no había pronto un acuerdo presupuestario. Las facturas impagadas se han triplicado desde hace tres años. El déficit superó los 6.000 millones el pasado año fiscal, y S&P espera que llegue al 18% de los gastos desde el 11% de hace dos años.

Los problemas siguen saliendo en otras áreas. Chicago está luchando con el Estado por el dinero que dice que se debe para las escuelas públicas. Parte de la deuda de Illinois podría volverse más cara y activar reembolsos si las calificaciones siguen rebajándose. Para otros países atrapados en similares políticas arriesgadas, habrá consecuencias de pirotecnia presupuestaria.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción es responsabilidad de CincoDías.

Normas