El Ibex cierra el semestre con un ascenso del 11,7%: ¿Qué se espera en la segunda mitad del año?

Este viernes el selectivo concluye una caída del 0,82%

El euro sube un 8% en lo que va de año, hasta los 14,14 dólares

Ibex 35 Ampliar foto

Un semestre agitado en el que la agenda política se convirtió en el timón de los mercados. Pero la volatilidad que generaron las elecciones de Holanda,Francia y en la recta final las de Reino Unido no impidió que la Bolsa española concluyera los seis primeros meses del año con un ascenso del 11,68%. Esta subida, que tuvo a la banca como principal protagonista, lleva al Ibex 35 a coronarse como el índice más rentable de Europa. No obstante, los ascensos llegaron alcanzar el 19% a comienzos de mayo, cuando el selectivo español alcanzó 1.135 puntos, máximos de agosto de 2015. Pero las últimas semanas los inversores han comenzado a ajustar su cartera a la temporada estival. De cara a final de año los expertos creen que el índice se mueva entre los 10.800 y los 11.875 puntos.

IBEX 35 9.512,80 -0,81%
EUR x USD 1,1754 0,051%

Hay que trasladarse a EE UU para encontrar una Bolsa más alcista, el Nasdaq, que acumula una revalorización del 14%, y todo a pesar de que el sector tecnológico no atraviesa en las últimas semanas su mejor momento. El resto de Bolsas europeas siguen la estela alcista pero a gran distancia. El Dax alemán sube un 7,35% en la primera mitad del año; el Mib italiano, un 6,86%; el Cac francés, un 5,31% mientras el Euro Stoxx y elFTSE se anotan un 4,6% y un 2,38%, respectivamente.


Dentro de la Bolsa española, las mayores subidas corren a cargo de Sabadell (35,8%), CaixaBank (35,7%). IAG (34,6%), Cellnex (32,9%) y Aena (30,5%). Solo cuatro valores registran pérdidas (Técnicas Reunidas cede 12,8%;AcelorMittal, 6,8%; Acerinox, 5,3% y Mediaset, 1,5%).

El año comenzaba con la resaca de las elecciones en EE UU. Las promesas electorales de Donald Trump, esas mismas que el mercado empieza a poner en tela de juicio, se convirtieron en la gasolina para la renta variable.Pero sus efectos no quedaban ahí.La fortaleza de la economía estadounidense y las expectativas de subida de tipos (en diciembre la Reserva Federal elevó los tipos 25 puntos básicos y confirmó que en 2017 volvería a subirlo en otras tres ocasiones), llevó al euro dólar a coquetear con la igualdad, algo que no sucedía desde 2002.

Esta hipótesis con la que especulaban muchos se fue desvaneciendo con el paso de los meses.El fracaso de los movimientos populistas en los comicios, el retraso de las medidas de la Administración Trump y en los últimos días las declaraciones de Mario Draghi preparando al mercado para la normalización monetaria dispararon al euro a los 1,14 dólares, niveles que no registraba desde mayo de 2016.

A la toma de posesión del presidente de EE UU, el 20 de enero, le siguieron las elecciones enHolanda que dieron como vencedor a Mark Rutte.Tras el brexit y el triunfo de Trump, era el primer el fracaso cosechado por los movimientos populistas. El ultraderechista Geert Wilders consiguió menos escaños de lo esperado.

Pero eran los comicios franceses los que más preocupaban a los inversores.Antes de que se celebrara la primera vuelta, las encuestas daban como fuerza más votada a la candidata de extrema derecha, Marine Le Pen, partidaria de abandonar el euro. Esto llevó a la deuda española a subir al 1,89%. El bono con vencimiento en 2027 cerró el semestre en el 1,53%, a cierta distancia del 1,36% que marcó a mediados de junio.

La declaraciones de Mario Draghi a comienzos de semana en Sintra no dejan indiferentes a los inversores, especulan con que a la vuelta del verano el banquero italiano anunciará cambios en la política monetaria.Desde Link Securities creen que el mercado ha sobrerreaccionado y que los datos de inflación subyacente están lejos del 2%.

El incremento de las rentabilidades de la deuda no es algo exclusivo de España sino que se ha repetido en el conjunto de la zona euro.El bono alemán pasó en cuestión de días del 0,23% al 0,47% del viernes. Por su parte, el bono italiano concluye los seis primeros meses en 2,16% y el francés, en el 0,8%. 

Pero no solo las elecciones fueron el foco de atención de los inversores.En los últimos seis meses la Fed subió los tipos en dos ocasiones y la duda es si repetirá la estrategia por tercera vez en lo que queda de año.

A esto se sumó la inauguración del Mecanismo Único de Resolución Bancaria.Fue Popular el encargado de dar el pistoletazo de salida. Después de efectuar un rescate interno en el que los accionistas y tenedores de deuda pagaron la factura, Santander se hizo con la entidad por la cantidad simbólica de un euro.Semanas después las entidades italianas Veneto Banca y Banca Popolare di Vicenza recibieron dinero público para solventar sus problemas.

Normas