El efecto de la crisis de Popular en la valoración de BMN

El precio del banco que preside Egea es un 28% superior a Liberbank, pese a que este es mayor

Fusión Bankia BMN Ampliar foto

El mercado, como era de esperar, ha acogido positivamente la operación de fusión entre Bankia y BMN. Más, al haberse estimado un valor inferior al previsto inicialmente por la entidad que encabeza la antigua Caja Murcia, lo que supone una menor aportación por parte de Bankia, banco que cotiza, y pese a que las dos entidades tienen como principal accionista al Estado, a través del FROB, con el 66% y el 65%, respectivamente. Y pese a que José Ignacio Goirigolzarri haya comentado en más de una ocasión que “el FROB no gana ni pierde nada, solo cambia de vehículo”, la operación no es tan limpia como parece para el Estado.

El FROB se ha anotado en las cuentas de 2016, que se cerrarán hoy tras el anuncio de la fusión de Bankia con BMN, unas pérdidas de unos 1.100 millones de euros correspondientes a la diferencia de la valoración de la participación del Estado en BMN y la realizada por Bankia. Para cubrir estas pérdidas que, según declaran fuentes financieras, es un apunte contable, se cubrirán con la capitalización de un préstamo del Tesoro de 2012 (tras aprobarse las ayudas públicas por parte de Bruselas) de 3.000 millones de euros que se convertirá en capital. Con esta operación, que ya se ha llevado a cabo en otra ocasión, se evita que el FROB cierre el ejercicio con un patrimonio negativo.

Pese a este ajuste contable en las cuentas del FROB y a la baja valoración de BMN por parte del consejo independiente de Bankia (los encargados de hacer la ecuación de canje), varias fuentes financieras consideran que dadas las actuales valoraciones de la banca europea en general, y de las entidades medianas españolas en particular, otorgar un valor de 0,41 veces valor en libro “es positivo en estos momentos”.

El anuncio del canje de una acción de Bankia por cada 7,5 de BMN se ha retrasado ligeramente sobre el plazo inicial, ya que se esperaba tener listas las valoraciones a principios o mediados de junio, y así poder celebrar la junta de accionistas para aprobar la operación a finales de julio. Pero no ha podido ser.

“Ha habido sus tiras y aflojas a la hora de fijar el valor de BMN”, señala una fuente financiera, que, no obstante, le resta importancia a este hecho. “Es lógico. Cada uno barre para su casa”, recalca. Aunque sí reconoce la influencia negativa que ha tenido en la valoración de la entidad más pequeña la crisis de Banco Popular.

“La caída de Popular ha influido en todos los bancos, aunque sobre todo en los medianos y pequeños. Lo mismo sucede con la liquidación de dos bancos italianos. Las valoraciones se reducen”, coincide otra fuente financiera. Pese a ello, explican que la valoración de BMN de 0,41 veces valor contable (en marzo fue de 0,50 veces) está por encima de la que tienen en la actualidad las entidades medianas en Europa, que es de 0,39 a 0,30. Liberbank, el banco más similar a BMN, cotiza a 0,32 veces valor en libros. “BMN cotiza un 28% por encima que Liberbank (según la valoración de Bankia), y eso que este banco es ligeramente mayor que la entidad que preside Carlos Egea”, señalan fuentes financieras.

También comparan BMN con Unicaja, entidad que justo hoy tiene previsto fijar el precio de su acción para estrenarse en Bolsa el próximo viernes. Los bancos de inversión han dado un valor en libros a la entidad que preside Manuel Azuaga de entre 0,44 y 0,57 veces, horquilla que está por encima de la valoración de BMN, aunque es mayor y la parte baja de la horquilla de precios es muy similar a la de la entidad presidida por Carlos Egea.

Al margen de las valoraciones, el mercado está seguro de que a esta fusión le seguirán otras de bancos medianos.

Normas