Valdebebas Fintech District: un millón de metros cuadrados para oficinas

La zona pretende ser un polo para firmas financieras y tecnológicas

Este barrio madrileño ve negocio en el 'brexit' para atraer empresas

Parque Valdebebas, en Madrid.
Parque Valdebebas, en Madrid.

El nuevo barrio de Valdebebas en Madrid quiere convertirse también en un área de negocios. Aprovechando una presentación sobre las oportunidades de atraer empresas que salgan del Reino Unido por el brexit, los responsables del desarrollo urbanístico dieron ayer el pistoletazo de salida a la comercialización de más de un millón de metros cuadrados destinados a oficinas.

Esa nueva área destinada a empresas en el norte de Madrid se llamará Valdebebas Fintech District. “Queremos posicionarnos como el nuevo distrito financiero y tecnológico de la ciudad”, señaló César Cort, presidente de la junta de compensación de Parque de Valdebebas (el organismo que agrupa a los propietarios y gestiona este desarrollo).

La junta de compensación presentó esa nueva imagen junto a un informe encargado a la consultora PwC sobre las oportunidades del brexit. Según este estudio, España podría atraer hasta 13.900 empleados de empresas situadas ahora en el Reino Unido, beneficiarse de un impacto del 0,32% del PIB, recaudar 1.450 millones de euros en impuestos y crear alrededor de 52.900 nuevos puestos de trabajo.

Desde Valdebebas se señala que Madrid es una buena alternativa para acoger parcialmente a las empresas que saldrán por el brexit debido a que la capital de España tiene ventajas como ser una puerta a América Latina, ser un potente punto logístico, con buenas infraestructuras como AVE y autovías, una fiscalidad del trabajo razonable y un coste de vida menor que en otros países europeos.

“A nivel internacional se ha visto a Valdebebas como un referente urbanístico, pero a nivel nacional se nos ha percibido solo como un desarrollo residencial”, apuntó Cort, quien destacó que el 10% de todo el ámbito se destina a usos terciarios y donde ya se pueden solicitar licencias para estos usos.

Con una inversión de más de 550 millones de euros, es uno de los proyectos urbanísticos más importantes de la Comunidad de Madrid. Cuenta con una superficie total de más de 10 millones de m2 de suelo, donde se integrará el parque empresarial, que dispone de 20 manzanas destinadas a oficinas, con edificabilidades comprendidas entre los 9.000 m2 y los 110.000 m2 y con edificios de entre cinco y 14 alturas.

Madrid disponía en 2016 de cerca de 1,9 millones de m2 para oficinas –es la segunda capital europea tras París con mayor disponibilidad–, según datos de la propia junta de compensación. Valdebebas quiere poner en el mercado ese millón de metros cuadrados de terreno para que promotores, socimis o fondos desarrollen allí oficinas.

Hasta ahora, la junta de compensación se ha centrado en la venta de suelo residencial y todavía no se ha cerrado ninguna transacción para terciario, según reconoció Cort. El mayor reto para la junta de compensación pasa por convencer a empresas e inversores de apostar por un nuevo entorno alejado en más de 15 kilómetros del centro de la capital. Además, presumiblemente, competirá con Distrito Castellana Norte, el desarrollo que Ayuntamiento de Madrid y BBVA ultiman de negociar, donde se preveía inicialmente que el 20% de sus terrenos fueran destinados a viviendas y oficinas.

La oportunidad del ‘brexit’

La junta de compensación de Valdebebas encargó a PwC un informe, presentado ayer, sobre la oportunidad del brexit. Según esta consultora, España se podría beneficiar en el PIB de entre 1.300 y 3.600 millones de euros (entre el 0,12% y el 0,32% del PIB) gracias a la atracción de empresas.

En el empleo, PwC prevé que se atraiga entre 5.400 y 13.900 empleados procedentes de la relocalización. “Los sectores más afectados por el brexit serían el financiero y el tecnológico”, según la consultora. Además, calcula la generación de entre 20.000 y 53.000 empleos asociados al efecto positivo.

PwC prevé que el impacto de la llegada de nuevas empresas beneficie sobre todo al sector inmobiliario, servicios financieros, I+D, hostelería y consultoría.

Normas