El Banco de España insinúa que Popular tenía garantía para recibir más liquidez

El subgobernador aclara que pese a todo, la ejecución era inevitable

Apunta que fue el banco el que se declaró inviable

Banco Popular
Vista de la fachada de la sede del Banco Popular del madrileño barrio de San Blas. EFE

Banco Popular no presentó todas las garantías de las que disponía para seguir recibiendo las inyecciones de liquidez de emergencia del Banco Central Europeo (BCE). Eso fue lo señalado por el subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, durante su intervención en los cursos de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) que organiza la UIMP con el patrocinio de BBVA.

De acuerdo a lo apuntado, Popular recibió toda la liquidez que se le podía otorgar en base a las garantías presentadas. Alonso dijo, en reiteradas ocasiones, que existía la sospecha de que la entidad contaba con garantías adicionales porque las presentadas eran muy escasas. No obstante, el subgobernador del Banco de España se mostró tajante y subrayó que pese a ello, la situación del banco era crítica.Es decir, no había razones para pensar que la ejecución de la entidad se podría haber evitado.

“No sabría de hablar de cuánto tiempo le quedaba si era cuestión de días, horas o minutos”, matizó. Poco después y visto el revuelo causado, el subgobernador quiso suavizar sus palabras a través de un comunicado.

“Quiero precisar que cuando he dicho que el Banco Popular podría tener más garantías, no he estado afortunado utilizando el verbo sospechar. La entidad tenía algunos activos más, que podrían haber sido utilizados como garantías, si la entidad los hubiera movilizado a tiempo, antes de que ella misma se declarara inviable. En todo caso, como ya he mencionado, el volumen de esos activos muy probablemente no hubiera cambiado la situación más que de modo transitorio”, recoge la nota.

El tiempo adicional que le hubiera otorgado una nueva inyección de liquidez podría haber sido suficiente para que los algunos accionistas, que han visto cómo su dinero se evaporaba, hubieran procedido a la venta de las acciones. No obstante, esto solo habría servido en caso de que el tiempo de descuento alcanzara unos días.

Alonso afirmó que fue el propio Banco Popular el que se declaró inviable. Las garantías que “no se presentan al Banco de España es como si no existieran, si no las traen no las vemos”, remarcó. El subgobernador evitó hacer crítica al papel jugado por la institución en la crisis de la entidad. “No sé qué autocrítica quieren que hagamos. El que representa a España en la Junta Única de Resolución es el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la autoridad supervisora para entidades significativas es el Mecanismo Único de Supervisión”, explicó.

Alonso celebró el resultado obtenido en la resolución de Popular al que calificó de “bastante positivo” para ser la primera vez que se estrenaba el mecanismo. “Se siguieron todos los procedimientos a rajatabla”, puntualizó. El representante del Banco de España defiende que funcionaron todos los sistemas de pago y liquidación de valores. A cerca de cuál fue la razón que motivó la caída de Popular, si era cuestión de liquidez o por el contrario un problema de solvencia, Alonso indicó que fue “claramente un problema de liquidez derivado de un problema de falta de confianza de los clientes del banco, que se estaban llevando los depósitos”. Asimismo, precisó que Popular era un banco débil.

Normas
Entra en El País para participar