El megavatio de oro llegó a pagarse a 4.000 euros por la ola de calor

El precio de la luz generada por gas se dispara en el mercado de restricciones

La central de ciclo combinado de Plana del Vent logra ese precio para 1 MW

ola de calor Ampliar foto

La fuerte ola de calor, inusual en un mes de junio, está teniendo sus consecuencias en el mercado mayorista de la electricidad (pool). Además de una subida de los precios en el mercado diario, que han pasado en un mes de 48,6 euros MWh a 52,8 euros MWh (cotización para el día de mañana), el llamado mercado de restricciones se disparó el miércoles hasta 4.059 euros MWh para 1 MW. De la relevancia de esta subida da cuenta el que el precio del mercado spot diario en las horas en que se produjo dicho precio fue de unos 59 euros MWh, según datos del operador del sistema, REE.

Además, es la primera vez que el precio del mercado de restricciones supera los 4.000 euros MWh desde 2014 y hay que recordar que cuando se superan los cuatro dígitos el organismo regulador, ahora la CNMC, podría abrir una investigación. Fuentes del mercado aseguran que ha sido la central de ciclo combinado de Plana del Vent, del grupo Alpiq, la que ha marcado dicho precio, si bien, sin muchas consecuencias económicas, pues la producción que ha vendido a esa cotización fue de apenas 1 MW. Hay quien asegura que se trata de una simple maniobra para hacer subir el precio medio, de hecho, el cobrado por esta planta ese día fue de 68,66 euros MWh. También el precio medio del mercado de restricciones este año ha sido inferior al del año pasado.

La central de Plana del Vent, en la costa de Tarragona (comparte ubicación con las centrales nucleares de Vandellós), la componen dos grupos originalmente propiedad de Gas Natural Fenosa. El primero fue vendido a Alpiq, que también mantiene una opción de compra sobre el segundo, si bien, esta eléctrica suiza se ocupa de la gestión de ambos.

Las llamadas restricciones técnicas son un sistema por el cual, el operador del sistema, adquiere la generación de centrales que quedan fuera de la subastas diarias del mercado, con el fin de cubrir la demanda de ciertos puntos con congestión (como grandes urbes) cuando ello se hace necesario. Una energía que se adquiere muchas veces con un elevado sobrecoste: el precio ofertado por la central inicialmente y que por ser elevado no logró casar. Al mercado de restricciones técnicas acuden las centrales más caras: los ciclos combinados y, a veces, las de carbón.

Un polémico sistema que coloca en una situación de casi monopolio a ciertas centrales, que se convierten en imprescindibles cuando, por razones de demanda, son las únicas que pueden suministrar electricidad a los clientes de ciertas zonas.

Lo ocurrido ayer ha sorprendido a las propias empresas del sector, pues en esta semana de altas temperaturas han logrado casar durante muchas horas al día el 100% de su producción térmica convencional, que incluyen las centrales de ciclo combinado, cuyo grado de utilización apenas supera el 15%.

“Los precios máximos diarios han estado por debajo de 60 euros MWh, un nivel al que no casan los ciclos combinados, que son programados para resolver las restricciones técnicas, pero no a 4.000 euros”, señala un experto. Si estos precios son mucho mayores que los del diario es “porque hay que incluir el coste de arranque y, en este caso, la dispersión de precios es muy alta”, añade.

Solo en situaciones anticiclónicas, cuando no compiten con la energía eólica o hidráulica, o se dispara la demanda, los ciclos logran funcionar. Condiciones que han confluido en esta semana de calor, en que la demanda de electricidad, por el uso generalizado de los aparatos de aire acondicionado.

Con una demanda programada para el día de hoy por REE de 37.500 MW, casi la mitad han sido  generados con gas y carbón, porcentaje que supera el 63% si se le suma la producción nuclear. Por contra, entre todas las tecnologías renovables apenas llegan al 30%.

Más demanda

Esta reanimación de los ciclos combinados provocó que el miércoles se registrara un récord de consumo de gas natural para generación de electricidad (456 GWh) en días de verano, según datos de Enagás. En lo que va de año, la demanda de gas ha aumentado en torno a un 6%, mientras que el consumo para generación eléctrica se ha disparado un 19 %.

Ante el temor de que se repita la situación de enero, en que el precio de la electricidad subió un 96% respecto al mismo mes del año anterior, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, aseguró ayer que habrá estabilidad en el recibo de la luz en los próximos meses, pese a que la sequía y las altas temperaturas estén provocando una escasez de oferta de renovables , acompañada de un incremento de la demanda.

En una entrevista a Antena 3, Nadal aseguró que la actual situación meteorológicas no ayuda a moderar los precios, aunque las condiciones de mercado no se estén alterando “gran cosa”. El titular de Energía afirmó que “podemos estar a las puertas de la peor sequía”, aunque los precios en 2017 “son prácticamente idénticos” a los que se pagaron en 2015. “Unos precios razonables para las circunstancias, de unos 50 euros MWh, que que “no tienen nada que ver” con los 80 euros , incluso, 90 de este invierno, con lo cual no cree que ello vaya a repercutir “gran cosa en la factura de la luz”.

Normas