"Ford tiene recorrido para ganar más cuota de mercado en España"

El directivo asegura que la enseña "invierte para garantizar que Almussafes es competitiva"

El 15% de su producción en cinco años será "electrificada"

Esteven Armstrong, presidente de Ford para Europa, Oriente Medio y África
Esteven Armstrong, presidente de Ford para Europa, Oriente Medio y África

Esteven Armstrong acaba de estrenar su cargo como presidente ejecutivo europeo de Ford hace apenas tres semanas. Releva en su cargo a Jim Farley, ascendido a vicepresidente mundial tras la salida de Mark Fields, exconsejero delegado mundial de Ford. Su cese, hace un mes, provocó toda una revuelta en los cargos de la empresa. A Fields le sucedió Jim Hackett, el responsable de movilidad y conducción autónoma del grupo y Farley marchó a la sede mundial en Detroit. Armstrong ocupar su puesto pero no es un novato en Ford. Lleva 30 años en la compañía, en distintas posiciones. La última, como director europeo de operaciones. "Me alegro de seguir teniendo a Jim de jefe. Es un comercial excelente, con mucha visión", afirma Armstrong.

La pregunta obligada es ¿está aquí para quedarse? Es decir, después de que General Motors se retirara de Europa con la venta de Opel a PSA, varios analistas se han preguntado si para Ford era rentable mantener el negocio en el Viejo Continente por las dificultades que tienen para ser rentables en este territorio. Así que, le pregunto ¿está Ford para quedarse en Europa?

Pensaba que te referías a mí y he pensado "¡si acabo de llegar!".La respuesta es que sí. Las razones que han llevado a nuestro competidor a salir de Europa son muy concretas y las condiciones de su negocio no son las nuestras. Ford lleva dos años dando rentabilidades positivas en Europa y nuestra marca está mejorando en Europa. [La enseña ha vendido 474.000 vehículos hasta mayo en Europa, un 7% más que el año pasado] Nuestra gama de producto está registrando muy buenas ventas, con mejores márgenes porque los clientes están comprando automóviles mejor equipados y más caros. Creo que estamos haciendo un buen trabajo mejorando nuestra rentabilidad aquí. Hicimos el compromiso de quedarnos en Rusia cuando el mercado no iba bien, en lugar de salir como hicieron otros y estamos satisfechos con su recuperación. Esto debe demostrar que, con nuestro volumen de negocio y nuestro mix de producto, somos capaces de ganar dinero en Europa.

¿Qué productos y mercados van a ser los más relevantes a la hora de consolidar su estrategia a medio plazo?

Cada mercado tiene su personalidad y su desarrollo. Siempre hemos tenido una posición muy fuerte en Reino Unido, donde llevamos creciendo cuatro años ininterrumpidamente. Alemania también está cogiendo mucha fuerza para nosotros. Tenemos más trabajo que hacer en países como España, donde tenemos una gran presencia tanto comercial como industrial pero donde tenemos capacidad para crecer en cuota de mercado. Tenemos el liderazgo en vehículos comerciales en Europa y creo que estos negocios hacen que sea importante para nosotros quedarnos en Europa.

¿Mantendrán esta rentabilidad conseguida pese a incertidumbres como el brexit?

Ya hemos empezado el año con 176 millones de euros en positivo en el primer trimestre. Es menos que el año pasado pero se debe a una llamada a revisión a nuestros coches que hicimos en estos tres primeros meses, al impacto del cambio libra-euro, que nos perjudica y al aumento de costes que ha supuesto el lanzamiento del nuevo Fiesta. Pero estamos satisfechos con nuestros resultados en el primer trimestre, pese a que sean menores que los del año pasado. Prevemos mantener rentabilidad positiva en 2017 si bien los beneficios serán menores que los del año pasado. Estamos trabajando en maneras de sobrellevar este impacto para que nuestra rentabilidad sea sostenible en los próximos años.

Reino Unido es uno de sus mercados más relevantes pero el brexit ya está haciendo sufrir sus cuentas. Han previsto un impacto negativo de 600 millones de euros para este año por el cambio libra-euro. ¿Mantienen esta previsión? ¿Cómo evalúa esta situación para Ford?

Hasta el momento, es una previsión acertada. Depende de cómo evolucione el mercado en el segundo semestre. Es muy importante para nosotros que haya un acuerdo positivo para ambas partes de cara a la salida de Reino Unido. No podemos permitirnos, ninguna empresa puede permitirse que no haya un buen acuerdo comercial entre la Unión Europea y Reino Unido.

¿Se han reunido con la Primera Ministra británica, Theresa May, como han hecho otros de sus competidores?

Estamos en conversaciones con el Gobierno, tanto británico como con los responsables de la UE.

¿Cómo conseguirán mantener esta rentabilidad con estas incertidumbres de mercado?

Lo primero es seguir siendo eficientes y seguir reduciendo costes. Cuando uno llega a beneficios, tiende a abrir la mano en gastos y no nos lo podemos permitir. Pero este mercado se basa en el producto, en renovar y ser atractivos. Invertiremos en los nuevos lanzamientos y en mejorar cada vez más los márgenes de beneficio por vehículo, gracias a las versiones más equipadas de los modelos, y en ser cada vez más eficientes.

La planta de Ford en Almussafes (Valencia) se ve afectada en cierto modo por el incremento de la demanda de los todocaminos en el mundo, que reducen las ventas de vehículos de segmentos como el Mondeo, que se ensambla allí. ¿Hay previstas nuevas adjudicaciones que refuercen la fábrica de Valencia? ¿Cuál va a ser su futuro?

Hemos lanzado recientemente la nueva versión del Kuga, que es un todocamino de tamaño medio y que nos permite flexibilizar la producción según la demanda del Kuga, el Mondeo, el Sº-Max o el Galaxy o incluso la furgoneta Transit Connect. Es una cartera amplia de producto lo que se fabrica allí y podemos equilibrar según la demanda. También tenemos las versiones Premium, la gama Vignale del Mondeo y el C-Max. Seguiremos invirtiendo para asegurarnos de que estos vehículos y esta fábrica son competitivos y que tenemos una oferta que se adapta al mercado. También somos el único fabricante que ensambla un modelo híbrido en España, el Mondeo híbrido. Estamos haciendo un buen trabajo asegurando que los productos que se fabrican allí sean novedosos.

Hemos hecho una gran inversión en introducir el nuevo Kuga. Es un poco pronto para apuntar el reemplazo de estos automóviles. Es verdad que la distribución de ventas por segmentos está cambiando pero la fabricación del Kuga nos permite compensar estos desplazamientos. La producción depende de la demanda. Nos tenemos que ajustar a ella. Por el momento, estamos contentos con los volúmenes de producción de Almussafes.

¿Cómo evalúa el mercado español y su crecimiento?

Sigue siendo el quinto mercado europeo y se ha recuperado del golpe tan fuerte que supuso la crisis para la demanda automovilística. Vemos espacio para que Ford crezca en este mercado, que gane cuota de mercado porque estimamos que va a seguir mejorando. Estamos en el proceso de lanzamiento del nuevo Fiesta, que viene con distintas variantes que lo van a hacer muy atractivo para todo tipo de clientes, especialmente en mercados como España. Creemos que va a representar un acicate para nuestra cuota de mercado.

¿Y qué opina de los planes de achatarramiento, de los que gozaba el mercado español hasta este año? ¿Son necesarios para incrementar la demanda?

Estos planes son importantes para toda la industria pero tienen que estar correctamente enfocados. El parque automovilístico español es uno de los más antiguos de Europa, con vehículos de altas emisiones y desactualizados en términos de seguridad. Si los planes se utilizan para obtener los fines correctos, son útiles pero no son la única herramienta. Hay incentivos fiscales que se pueden utilizar y creo que la industria y el Gobierno deberían conversar al respecto de cómo utilizar estos sistemas para renovar de verdad el parque y lograr los objetivos tanto públicos como privados.

¿Cómo van a enfrentar desde Ford la caída progresiva de demanda del diésel? ¿Qué participación tendrán los vehículos alternativos en su cartera de producto a medio plazo?

Ya estamos viendo cambios en la intención de compra pero la buena noticia es que tenemos una capacidad de producción muy flexible, capaz de adaptarse a la demanda con agilidad, tanto para gasolina como para diésel. El motor que monta el nuevo Fiesta, el Ecoboost de tres cilindros de gasolina 1.0cc, acaba de ser galardonado como Motor del Año a nivel mundial y es la sexta vez que nos otorgan este premio y vamos a seguir invirtiendo en motores de gasolina, acabamos de ampliar la planta de Reino Unido.

En cuanto a vehículos alternativos, ya hemos anunciado que vamos a invertir 4.500 millones de dólares en desarrollar vehículos electrificados y esto abarca también a vehículos comerciales o pick up, como las que vamos a lanzar en sucesivos años. Creemos que los híbridos, sin embargo, serán los que sustituyan al diésel en un primer momento, más rápidamente. Sin embargo no creemos que haya una verdadera sustitución del diésel por combustibles alternativos, al menos, hasta 2030.

¿Cuántos vehículos eléctrificados en alguna medida tendrán en su cartera de producto a medio plazo?

Aproximadamente el 15% de nuestra producción corresponderá a estos automóviles en cinco años. No hemos hecho aún una previsión formal de cuanto supondrán en cuanto a ventas. Es difícil porque cada país tiene una realidad diferente. Según haya más modelos disponibles, la demanda crecerá. Acabamos de llegar a un acuerdo con Deutsche Post para fabricar 2.500 nuevas furgonetas de reparto eléctricas. Será la mayor producción en vehículos comerciales en esta tecnología y además, es un proyecto que se ha hecho de la mano de un cliente, para sus necesidades, lo que lo hace aún más conveniente.

Para 2020, tendremos un nuevo vehículo eléctrico puro. No será un modelo actual con batería eléctrica sino un todocamino totalmente nuevo para nuestra cartera de producto. Tendrá una autonomía de 480 kilómetros. Será un gran lanzamiento porque se dirige al mercado que más crece, los SUV, con tecnología eléctrica.

Estamos trabajando también, con BMW, Daimler y Volkswagen en la instalación de una red de recarga ultrarrápida en Europa. Empezaremos instalando 400 puntos para finales de 2018 y seguiremos creciendo [Han anunciado 2.000 puntos] en estas estaciones de recarga en autopista, para que la gente pueda cruzar Europa en coche eléctrico y reducir la ansiedad por la autonomía.

¿Cuánto van a invertir en esta red?

Hemos decidido no comunicar este dato.

¿Qué perspectivas de ventas tienen para el Ford Fiesta en Europa? ¿Puede superar en ventas al rey Volkswagen Golf?

No puedo hacer ese tipo de previsiones porque no tengo todos los datos de mis competidores pero lo que sí que es cierto es que es el coche urbano más avanzado tecnológicamente del mundo, tanto en términos de conectividad como en seguridad y confort. Estoy convencido de que este coche es capaz de liderar el mercado, tiene todos los elementos para conseguirlo.

Normas