Agencia Tributaria

Montoro propone prohibir por ley las amnistías fiscales

Asegura que se acogieron al perdón tributario más socialistas que 'populares'

Ciudadanos sugiere que se sumará a la reprobación del ministro

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. EFE

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, propuso hoy modificar la Ley General Tributaria (LGT) para prohibir la aprobación de nuevas amnistías fiscales. Así lo señaló durante su comparecencia en la Comisión de Hacienda, donde señaló que el Gobierno adoptó en 2012 un proceso de regularización extraordinaria para lograr recursos adicionales ante el elevado déficit público. En realidad, no se trata de una medida novedosa. En los Presupuestos Generales del Estado de 1992 ya se estableció la prohibición de aprobar amnistías fiscales, lo que no impidió que el Gobierno de Mariano Rajoy impulsara un proceso de perdón tributario. La amnistía de 2012 permitió a los contribuyentes regularizar su situación pagando solo un 10%. El gravamen efectivo fue del 3% porque solo se aplicó sobre los rendimientos de los ejercicios no prescritos.

Antes de lanzar esta idea, Montoro tiró con bala en el Congreso de los Diputados después de que la oposición en pleno criticara su labor y el PSOE y Podemos exigiera su dimisión. El responsable de las cuentas públicas del Estado ha asegurado en los pasillos del Congreso que a la amnistía se han acogido más socialistas que 'populares' y ha rechazado que la regularización extraordinaria aprobada en 2012 se hiciera para amparar a corruptos. Señaló en varias ocasiones que en las filas del PP sólo hay un dirigente que se acogió a la amnistía.

Se refería así al exministro de Economía Rodrigo Rato, cuyo nombre no ha pronunciado. El que fuera considerado durante años un baluarte del Partido Popular se acogió a la amnistía fiscal y posteriormente presentó la declaración de bienes en el extranjero, que fue el origen de la investigación vigente en el que se acusa a Rato de blanqueo de capitales.

Durante el Pleno en el Congreso, PSOE y Podemos reclamaron la dimisión de Montoro, no así Ciudadanos, que también fue crítico con la amnistía. Los socialistas han impulsado la reprobación del ministro y la formación naranja estudia si apoyar un trámite que no tiene efectos prácticos. Como ya hizo un día antes en el Foro Cinco Días, Montoro aseguró que no dimitirá y que su futuro está en manos del presidente del Gobierno, Mariano RajoyEl ministro compareció a petición propia en la Comisión de Hacienda, donde recordó que la amnistía fiscal se adoptó en un momento en que España estaba al borde de sufrir un rescate, tenía dificultades para financiarse, acumulaba un déficit público inmenso y sufría una pérdida de recaudación sin precedentes. Montoro, que rechazó insistentemente en que el proceso de regularización de 2012 fuera una amnistía fiscal, puso en valor que el proceso permitió aflorar 40.000 millones de euros. Aun así, la recaudación fue inferior a la estimada. Se ingresaron 1.200 millones frente a los 2.500 millones previstos.

Montoro señaló que el patrimonio declarado por los contribuyentes que se acogieron a la amnistía fiscal y presentaron posteriormente la declaración de bienes en el exterior casi se ha duplicado al pasar de 23.892 millones en 2007 a 46.025 millones en 2015.

El ministro de Hacienda aprovechó su intervención para anunciar que el Gobierno elevará los efectivos de la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude fiscal, una medida que se incluirá en los Presupuestos de 2018.

Ciudadanos se sumará a la reprobación de Montoro

Consecuencias. El portavoz de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre, se mostró defraudado con las explicaciones de Montoro, que consideró insuficientes. “Habrá consecuencias”, avisó. Ciudadanos se sumará a al reprobación impulsada por el PSOE.

Publicar la lista. El grupo socialista reclamó que Montoro publique la lista de los contribuyentes que se acogieron a la amnistía fiscal. Su portavoz de Hacienda, Julián López, retó a dar los nombres.

Tom Hagen. El momento de mayor tensión se vivió cuando el representante de Compromís, Ignasi Candela, acusó a Montoro de ser “el blanqueador del dinero de los criminales” y le comparó a Tom Hagen, un

Normas