Moody's: por qué se intervino Popular y no Monte di Paschi

Afirma que el riesgo de contagio es mayor en Italia

Duda sobre la utilidad de los test de estrés

Unas mujeres pasan ante una oficina del Banco Popular.
Unas mujeres pasan ante una oficina del Banco Popular. EFE

"Creemos que la caída de Banco Popular menos de un año después de haber pasado los test de estrés aumenta las dudas sobre esta herramienta para identificar los bancos con mayor riesgo de resolución", reza el último informe remitido ayer por la agencia de rating Moody's. En él analiza el proceso de resolución de Popular. Trata de desgranar las diferencias con el italiano Monte di Paschi para explicar por qué esta entidad ha sido rescatada con fondos públicos, mientras que la española ha estrenado el proceso europeo de rescate con fondos propios.

Uno de los argumentos en los que se basa esta agencia de rating es precisamente el resultado obtenido en los test de estrés. Monti di Paschi sacó la peor nota de todos los bancos de la zona euro. Una ratio de solvencia de la máxima calidad CET1 del –2,4% en el peor de los escenarios posibles. En el caso del Banco Popular, la calificación fue del 6,6%. Baja, aunque suficiente para superar el nivel del aprobado, situado en el 5,5%.

Otra de las diferencias que advierte el informe es la ausencia de posibles compradores interesados en la entidad italiana. Así pues, Moody's afirma que un rescate con recursos propios en Monte di Paschi hubiese requerido de la absorción de la deuda sénior de la entidad.

En Popular, la compra por parte de Santander –y su ampliación por 7.000 millones– hizo que solo fuese requerida la dilución a cero de acciones, cocos y deuda subordinada para enjugar pérdidas. Con la deuda sénior también afectada, la agencia alerta de la posibilidad de que el efecto contagio se hubiese extendido al resto de la banca italiana. "Sin embargo, la resolución de Popular tiene menos posibilidades de presentar consecuencias sistémicas", comenta el informe.

La situación de Monte di Paschi difiere también de la del británico Co-operative Bank, según Moody's. Recuerda que en febrero su consejo de administración de iniciar el proceso de venta del banco ante su dificultad por generar capital de forma orgánica. El banco también abrió la puerta a otras opciones y en junio anunció que planeaba una ampliación de capital. Así, Moody's expone que, si fallan estas dos opciones, el Banco de Inglaterra considere otras salidas. Entre ellas, una versión propia de la solución de Popular.

Moody's también se ha referido a la situación de los otros dos bancos europeos con problemas, el Popolare di Vicenza y el Venetto.A diferencia del Monte di Paschi, estas dos entidades aún no han obtenido la autorización del BCE para recibir esa inyección de dinero público y Moody's duda que lo haga.

Al tiempo, Moody's se ha referido a los beneficios que ha presentado la operación de Popular. Ha destacado que el proceso de resolución rápido evitó la inyección de dinero público o la reducción a cero también la deuda sénior, aquella con mayor seguridad. Algo que, según la agencia, fue posible gracias a la fortaleza del banco comprador (Santander) y su ampliación de capital para soportar la venta.

Normas