Los sindicatos de la estiba rechazan las garantías de empleo de la patronal y mantienen la huelga

Anesco se ha abierto a la subrogación del empleo con condiciones de productividad y ajuste

Las fuerzas sindicales evitarán perjudicar con los paros a las empresas que garanticen la totalidad de empleo

Reunión del 13 de junio entre sindicatos de estibadores y la patronal Anesco en la sede de la Fundación SIMA de Madrid.
Reunión del 13 de junio entre sindicatos de estibadores y la patronal Anesco en la sede de la Fundación SIMA de Madrid.

Las posturas de patronal y sindicatos de la estiba siguen alejadas, después de que el colectivo empresarial Anesco presentara esta mañana sus propuestas para pactar el convenio colectivo y de que estas hayan sido rechazadas horas después. La negociación del citado marco laboral del sector está, por tanto, bloqueada y el calendario de huelgas se mantiene y amenaza a la normal actividad en los puertos españoles.

Este martes se presentaba como jornada clave en el conflicto, pero las fuerzas sindicales siguen hablando de la "inmovilidad" en las posiciones de Anesco, a la que pretenden dar por superada llamando a las empresas a una negociación directa o a través de una nueva organización que las aglutine.

La citada Anesco reclamaba esta mañana “paz social” a los sindicatos mientras se negocia un "nuevo acuerdo marco sectorial" válido para todo los puertos del país. Desde esa plataforma, ha insistido el colectivo empresarial, debe adaptarse el convenio colectivo al contexto de liberalización en el sector tras la aprobación del real decreto ley de la estiba.

Los sindicatos pretenden dar por superada a la patronal Anesco llamando a las empresas a una negociación directa o a través de una nueva organización que las aglutine

El calendario propuesto para el diálogo sectorial arrancaba mañana mismo y finalizaría entre el 2 y el 6 de octubre con la pretendida firma del convenio. Tras rechazar la propuesta sindical el pasado viernes, apoyándose en un informe de Garrigues y asegurando que había puntos en conflicto con la legislación vigente, era Anesco la que debía mover ficha.

En su propuesta, de la que recelan los sindicatos, Anesco se ha abierto a ofrecer garantías de subrogación de los trabajadores que hayan formado parte de las Sociedades Anónimas de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) que hasta ahora tenían el monopolio de la carga y descarga.

Condiciones

La de las garantías del empleo por convenio es la principal exigencia de unos sindicatos en pie de guerra. Desde Anesco se argumenta que "en el caso de que un accionista de una Sagep decida su separación de la misma, sin que su participación sea sustituida íntegramente por otro accionista que ocupe su posición, los trabajadores que a fecha de 13 de mayo de 2017 tuviesen contrato laboral con una Sagep tendrán el derecho a su incorporación voluntaria en la empresa que haya optado por su separación".

Esta redacción es insuficiente para Coordinadora, UGT, CGT y la Confederación Intersindical Galega, frente desde el que se asegura que "la propuesta no recoge la garantía de la totalidad del empleo y no aporta novedades con respecto a los postulados ya rechazados en las mesas de negociación". Los representantes de los más de 6.000 estibadores repartidos por los puertos españoles interpretan que la propuesta empresarial "vincula la garantía de la totalidad del empleo a la negociación por puertos".

Exigencias previas

La patronal ha reiterado el principio de que la “dirección, organización y control” de la actividad de los estibadores debe recaer en las empresas titulares de las licencias de servicio portuario. Partiendo de esa base, propone pactar con los sindicatos, puerto a puerto, mejoras en la productividad. También se trataría en cada uno de los puertos, de forma aislada, el alcance del plan de prejubilaciones previsto en la reforma de la estiba. Respecto a este punto, Anesco quiere tener un listado de candidatos a la jubilación, así como afrontar el asunto de los “excedentes de plantillas actuales existentes en algunos puertos” articulando medidas de carácter extintivo.

Las empresas mantienen la necesidad de un recorte del 10% en los salarios de los trabajadores, acordada ya con las fuerzas sindicales, y dice no pasar por ningún tipo de cuerdo que “discrimine a unas empresas del sector respecto a otras”, según consta en la propuesta realizada ayer a los trabajadores, “puesto que serían contrarias a la al derecho de la competencia”.

Anesco asegura que su hoja de ruta incluye los mismos asuntos que habían planteado los sindicatos el pasado viernes, pero evitando los aspectos que no se ajustaban a la legalidad.

Normas