Facebook Messenger

Cómo disfrutar de un modo nocturno en Facebook Messenger para Chrome

Para descansar nuestros ojos y conciliar mejor el sueño

Hace sólo unos días os contábamos cómo hacer lo propio con WhatsApp en su versión Web. Como sabéis los modos oscuros o nocturnos son cada vez más comunes en sistemas operativos y apps. Un modo que nos ayuda a conciliar mejor el sueño si estamos chateando de noche y que es el más indicado para entornos de poca luz. Una vez más una extensión para Chrome nos puede ayudar a disfrutar de una función que normalmente no podemos utilizar en la versión oficial de Facebook Messenger para navegadores. Vamos a ver lo sencillo que es de utilizar esta extensión para Chrome.

Chatea más relajado de noche

Para poder disfrutar de esta extensión debemos dirigirnos primero al Chrome Web Store, la tienda de apps y extensiones de Google en la que podemos encontrar una extensión llamada Night Messenger, un nombre bastante explícito y que nos desvela cuál es su principal propósito. Como siempre el primer paso es descargar e instalar esta extensión en nuestro navegador Chrome.

tema oscuro
Esta extensión simula un efectivo tema oscuro de Facebook Messenger

A partir de aquí lo que debemos hacer es identificarnos en nuestra cuenta de Facebook Messenger en su cliente web. Una vez que lo hemos hecho refrescamos la pestaña donde lo tenemos abierto, y acto seguido pulsamos sobre el icono de la extensión para que por arte de magia se modifique la interfaz de Messenger para que sea mucho más oscura y de lo habitual, hasta el punto de que todo tendrá un potente fondo negro.

Como se puede ver en las imágenes, lo que hace esta extensión Night Messenger es invertir los colores que normalmente ofrece la versión estándar de Messenger en su cliente web. Donde el fondo normalmente es blanco, en esta versión se muestra completamente negro. Y para que los nombres de nuestros contactos se sigan leyendo, estos pasan a ser de color blanco. No necesita más cambios esta extensión de Messenger para mostrarnos un modo nocturno en toda regla.

Como os podéis imaginar es muy distinto mirar a una pantalla con color blanco de fondo en mitad de la noche, a hacerlo a una con el fondo completamente negro. La emisión de luz por parte del monitor es completamente distinta, siendo un factor capital para ayudarnos a dormir mejor y sobre todo para relajar nuestros ojos mientras chateamos en la noche. Sin duda, y una vez más, una extensión capaz de ofrecernos una gran utilidad ocupando muy poco espacio en nuestro ordenador.

Normas
Entra en EL PAÍS