Calendario escolar
Un niño de educación infantil va a la escuela.

Calendario escolar de Madrid: las clases empezarán el 8 de septiembre

Los exámenes de recuperación de septiembre se adelantan a junio

Se refuerza la evaluación continua

El nuevo calendario escolar madrileño para el curso 2017/18 será publicado en los próximos días en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, tras su aprobación ayer por unanimidad en el Consejo Escolar. Las clases comenzarán el 7 de septiembre en las Escuelas Infantiles (0-3 años), el 8 de septiembre en los colegios de Educación Infantil y Primaria, el 12 de septiembre en los centros de Secundaria y Bachillerato, para los alumnos de 1º curso, y el 13 para el resto de niveles.

En el caso de la Formación Profesional, las clases arrancarán el 13 de septiembre para los segundos cursos de FP Básica, Grado Medio y Superior. El primer curso de Básica y Grado Medio lo harán el 19 de septiembre y el primer curso de Grado Superior el 22 de septiembre.

Adelanto de exámenes

Como novedad del calendario escolar para el curso que viene, la Comunidad de Madrid adelantará al mes de junio los exámenes extraordinarios de septiembre en ESO, Bachillerato y FP.

El nuevo calendario escolar permitirá que los alumnos con materias pendientes en la evaluación ordinaria afronten estos exámenes de recuperación a finales del mes de junio, en vez de cómo hasta ahora, que se venían desarrollando durante las primeras semanas de septiembre. El Gobierno regional viene trabajando desde hace un año en este cambio sustancial del calendario. De hecho, la Consejería de Educación abrió un periodo de diálogo con la comunidad educativa con el fin de lograr el mayor consenso posible, que finalmente se refrendó ayer en la reunión del Consejo Escolar regional.

Refuerzo de la evaluación continua

Además, este nuevo modelo de calendario potencia, según la Comunidad de Madrid, la evaluación continua de los alumnos, dado que les permite afrontar esas pruebas con actividades de apoyo, refuerzo y tutorización en su centro y con sus propios profesores y va a posibilitar una mejor organización del inicio de curso en los institutos. Supondrá, también, un ahorro para las familias, que ya que no tendrían que destinar recursos económicos durante el verano para clases de refuerzo por asignaturas pendientes. Asimismo busca mejorar la conciliación de las familias durante el verano.

 

Normas
Entra en EL PAÍS