¿Sigue habiendo potencial en la renta fija? El precio del bono español sube un 5% en tres meses Ampliar foto

¿Sigue habiendo potencial en la renta fija? El precio del bono español sube un 5% en tres meses

El precio de los bonos franceses e italianos suben un 13%

La rentabilidad del bono español baja del 1,4% y regresa a niveles de enero

La caída de las rentabilidades de la deuda vuelve a primer plano. El desencadenante la semana pasada fue el BCE. Aunque Mario Draghi envió señales al mercado de que la política monetaria actual tiene los días contados, los inversores se muestran recelosos. Que el BCE descarte que el precio del dinero podría caer a tasas inferiores a las actuales no implica que los tipos emprendan la tendencia alcista, escenario para el que los expertos creen que todavía queda un largo camino.

“Quitar la frase de tipos aún más bajos no significa que estos vayan a subir”, afirma Gonzalo Ramírez Celaya, director de renta fija de Tressis. El experto reitera que la tarea principal del BCE es velar por la estabilidad de los precios y “estos están lejos de acercarse al objetivo del 2%”. De hecho, el BCE revisó a la baja las estimaciones de inflación para los próximos tres años.

Una vez que se han despejado las dudas enFrancia tras las victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales, la cautela mostrada por Mario Draghi en su comparecencia es el clavo ardiendo al que se aferran los inversores. El rendimiento del bono español con vencimiento en 2027 cayó ayer por debajo del 1,4%, algo que no sucedía desde comienzos de año. Desde los máximos anuales del 13 de marzo, cuando la deuda española a diez años subió al 1,89%, la rentabilidad ha bajado un 27%, hasta el 1,378%.Este movimiento se traslada a otros países. El bono italiano a diez años baja del 2% y corrige un 24% en tres meses, mientras el francés retrocede un 49%, hasta niveles de noviembre de 2016. Más moderado está siendo el comportamiento del bund alemán, que hace gala de su perfil defensivo, y se sitúa en el 0,225%.
La caída de los tipos implica un repunte del precio de los bonos.Es decir, en contra de lo que se esperaba, “la renta fija sigue teniendo recorrido”, subraya Celaya. Desde los mínimos del año, el bono español a 10 años sube un 5%. Ascensos más significativos son los registrados por el francés y el italiano, que se anotan un 13,5% y un 13,2%, respectivamente.

Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, sostiene que el cambio en el comunicado del BCE se vio aplacado por el mensaje conservador de Mario Draghi. El responsable de la política monetaria no desveló nuevos datos sobre cómo y cuándo se iniciará la retirada de los estímulos. “Aunque los datos de crecimiento apoyen unos tipos más altos, la inflación, no”, remarca la analista.

En la misma línea se mueve Estefanía Ponte, directora de análisis de BNP Paribas PersonalInvestors. “La evolución de la deuda a diez años se mueve de acuerdo a las expectativas de inflación”, apunta. Ponte cree que los niveles actuales del precio del crudo han rebajado las tensiones inflacionistas y esto ha tenido su reflejo en la caída de las rentabilidades.

Pero lo acontecido en las últimas sesiones no queda ahí. Después de un primer trimestre en el que las tensiones políticas han guiado el rumbo de los mercados, ahora la calma regresa a la zona euro, aunque sea de manera temporal. “La falta de acuerdo entre las formaciones políticas italianas para sacar adelante la reforma electoral aleja la convocatoria de elecciones”, indica Ponte.Además, el populismo empieza a perder fuerza después del revés sufrido por el Movimiento 5 Estrellas en las elecciones locales del pasado fin de semana.

Ponte confía en que los tipos de la deuda empiecen a repuntar a la vuelta del verano. La analista cree que estas subidas se verán impulsadas por un aumento de las expectativas de inflación. “Esperamos un repunte de los precios del crudo que se verá apoyado por el recorte de la OPEP y una demanda de petróleo en máximos”, añade.

Normas
Entra en EL PAÍS