La compra de Popular pone en un brete el acuerdo en cajeros de ING Direct

Santander ha puesto todos los acuerdos de Popular en revisión

Los clientes de la entidad naranja utilizan gratis los terminales de Popular

banco popular
Un hombre retira euros de un cajero automático. EFE/Archivo EFE

La compra por parte de Santander de Banco Popular lleva consigo la revisión de varios acuerdos que tenía firmados la entidad intervenida con otras sociedades en varias materias. Este es el caso de la aseguradora alemana Allianz que, además de ser uno de sus principales accionistas, con el 4% (ahora ya no tiene nada tras la intervención del banco y de valorar a cero euros los títulos de Popular), tenía desde hace varios años un pacto en seguros y fondos.

Otro acuerdo que será revisado es el que alcanzó Popular hace unos dos años con ING Direct. Este acuerdo permitía a los clientes del banco naranja operar en los cajeros automáticos de la entidad madrileña sin que se les cobrase comisión por retirar efectivo. Eso sí, ING Direct paga una cuota por operación a este banco y a su socio Crédit Mutuel, firma que tenía y de momento tiene al 50% con Popular y en el que se incluyen los 2.700 cajeros de la entidad intervenida.
Santander, ahora dueño de Popular, cobra a los no clientes dos euros por utilizar sus cajeros, estrategia que siempre defendió y que, salvo cambios por motivos desconocidos, no tiene intención de modificar. De esta forma, lo lógico es que Santander rompa la alianza con ING Direct o que venda a Crédit Mutuel el 50% de la sociedad que aún está en manos de Popular.

Fuentes de ING Direct aseguran que el acuerdo con Popular sigue siendo vigente en la actualidad, y que en el caso de que se plantee su revisión la firma naranja tiene ya varios acuerdos firmados con otras entidades financieras, con Dia, o con gasolineras como Galp o Shell para sacar dinero de sus cajas. Además, explica que espera llegar en un futuro a nuevos acuerdos con otras compañías.

Fuentes de Santander, por su parte, mantienen que, de momento, el pacto está vigente, aunque todo está en proceso de revisión.

Eso sí, el proceso de venta de filiales de Popular que había iniciado Emilio Saracho ha sido paralizado, según aseguró la presidenta de Santander, Ana Botín, el miércoles. Entre estas filiales destaca el banco especializado en tarjetas Wizink, que aportará este año unos 250 millones de euros al grupo, según los cálculos del anterior equipo de Popular.

Normas