El incierto futuro del acuerdo entre Allianz y Banco Popular

Tienen negocios conjuntos para fabricar y vender seguros

También comparten la distribución de fondos de inversión

Vicente Tardío, expresidente de Allianz Seguros y exconsejero de Banco Popular.
Vicente Tardío, expresidente de Allianz Seguros y exconsejero de Banco Popular.

Banco Popular mantiene con la aseguradora Allianz el acuerdo de bancaseguros más antiguo de España. El pacto data de 1988 y se completó en 1996 con la entrada de la aseguradora en el capital del banco. La gran incógnita ahora es qué pasará con esta alianza, una vez que Santander absorba Popular.

El acuerdo actual, que se remonta a 2011, implica que Popular y Allianz comparten una sociedad holding (controlada en un 60% por el grupo alemán), de la que cuelgan filiales específicas para seguros de vida, seguros generales (autos, hogar, comercios...), planes de pensiones y gestión de activos (venta de fondos de inversión). De acuerdo con fuentes del sector, esta alianza para que Popular venda en sus oficinas los seguros fabricados por Allianz tiene una vigencia mínima de 15 años, con lo que el pacto alcanzaría hasta 2026.

Ahora bien, Santander ya tiene un socio para vender seguros en España: la compañía holandesa Aegon (salvo para el ramo de autos). Desde hace unos meses, además, Santander está buscando un socio para seguros generales, donde actualmente opera con varias compañías: Axa, Caser, Plus Ultra, Liberty, Pelayo, Reale y Zurich)... y para otros que quedan fuera del acuerdo con Aegon.

Además, Santander cuenta con sus propia gestora de fondos de inversión y planes de pensiones (Santander Asset Management), con lo que muchas de las funciones que realiza actualmente Allianz Popular Asset Management quedarían duplicadas.

La presidenta de Santander, Ana Botín, preguntada por el futuro de estos acuerdos aseguró ayer en rueda de prensa que “el coste de romper alianzas es nulo para nosotros”. El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, fue un poco más cauto, al asegurar que “el tema de las joint venture, tenemos que verlo”.

Fuentes de Allianz descartaron ayer realizar declaraciones y explicaron que el grupo alemán está aún analizando la situación.

Otras entidades financieras que han sido absorbidas han tenido que pagar importantes indemnizaciones a las compañías de seguros con las que tenían acuerdos firmados. En 2012, Bankia tuvo que abonar 608 millones de euros por el acuerdo que mantenía Bancaja (una de las cajas fundadora de Bankia) con Aviva. Dos años después, esta misma aseguradora británica cobró 274 millones de euros para resolver un caso similar con Abanca.

Depende mucho de cuáles son los términos del contrato pactado entre el banco y la aseguradora. En el caso de Allianz y Popular, nadie sabe exactamente cómo es el acuerdo”, apuntaba ayer un banquero de inversión especializado en el sector asegurador.

Normas