Empleo autónomo

Cinco acciones para que el autónomo evite morosos

Expertos recomiendan una serie de acciones para evitar situaciones de morosidad

La morosidad es uno de los principales quebraderos de cabeza a los que se someten las pymes y los autónomos en su día a día. Esta problemática no difiere de proveedores y clientes, públicos o privados, por lo que estos colectivos han de tener presentes las acciones más útiles para evitar a esta tipología de clientes. Estas recomendaciones han sido analizadas por la compañía de gestión integral del crédito comercial CESCE y, tal y como recoge, EFE son las siguientes.

  1. Información de la empresa. Conocer la persona física o empresa con la que se va a trabajar a través de su búsqueda en el Registro de la Propiedad y Mercantil resulta muy útil para que el autónomo constate que verdaderamente existe una entidad registrada, cuyos datos de operación en el mercado son correctos.
  2. Condiciones del contrato. Facturar a través de un proceso riguroso, además de tener presente la fecha de vencimiento de las facturas son dos aspectos considerados pilares básicos Establecer un riguroso proceso de facturación, además de estar pendiente del vencimiento de las facturas se consideran pilares básicos para que los clientes puedan responder adecuadamente a sus obligaciones.
  3. Informe investigado. Solicitar este documento puede resultar crucial para el futuro financiero de la empresa, pues con él se puede conocer la información disponible a propósito de una empresa con la que se van a realizar negocios. En lo que respecta a su contenido, este incluye evaluaciones de analistas expertos en cuestiones como liquidez y probabilidad de retraso en los pagos.
  4. Cobro por anticipado. Cobrar por adelantado puede evitar que autónomos y pymes tengan que hacer frente a facturas impagadas, de ahí que cada vez más comercios electrónicos y profesionales fijen esta metodología de pago o, en su defecto, pacten un porcentaje de pago por adelantado.
  5. Seguro de crédito. Protegerse con la contratación de este tipo de contratos asegura que la cartera de clientes puedan adelantar el cobro de facturas. Un comportamiento con el que se alejan del riesgo de impago.
Normas
Entra en EL PAÍS