Un millar de afectados de la CAM reclaman 20 millones en el juicio

Caser, Sabadell y la fundación tratan de evitar correr con la factura

Las defensas de los acusados piden expulsar a los clientes de la causa

El expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Modesto Crespo (d); los ex directores generales, Roberto López Abad (2d) y María Dolores Amorós (3d); el ex director general de Planificación y Control Teófilo Sogorb (4d); el ex director general de Inversiones y Riesgo Francisco José Martínez (5d); el ex director general de Recursos Vicente Soriano (6d); el ex director de Financiación y Gestión de Liquidez Juan Luis Sabater (7d), y el ex director de Información Financiera Salvador Ochoa (8d), acusados de varios delitos societarios, entre ellos estafa continuada y falsedad contable en los estados financieros de 2010 y del primer semestre de 2011, durante el juicio que se ha iniciado hoy en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. EFEFernando Villar ***POOL***
El expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Modesto Crespo (d); los ex directores generales, Roberto López Abad (2d) y María Dolores Amorós (3d); el ex director general de Planificación y Control Teófilo Sogorb (4d); el ex director general de Inversiones y Riesgo Francisco José Martínez (5d); el ex director general de Recursos Vicente Soriano (6d); el ex director de Financiación y Gestión de Liquidez Juan Luis Sabater (7d), y el ex director de Información Financiera Salvador Ochoa (8d), acusados de varios delitos societarios, entre ellos estafa continuada y falsedad contable en los estados financieros de 2010 y del primer semestre de 2011, durante el juicio que se ha iniciado hoy en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. EFE/Fernando Villar ***POOL*** EFE
San Fernando de Henares

El juicio que aborda la causa principal abierta contra los antiguos gestores de la Caja de Ahorros del Mediterránio (CAM), la que dirime principalmente su responsabilidad en el presunto falseamiento de las cuentas y el saqueo de la entidad, aborda también, sin embargo, la posible estafa sufrida por miles de clientes de la caja alicantina que adquirieron sus cuotas participativas.

Aunque una pieza separada se ocupa específicamente de la comercialización de las cuotas, el proceso que ha arrancado este lunes en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) alude al efecto que la supuesta falsedad de las cuentas tuvo en la inversión de los particulares.

Bajo esta premisa, casi un millar de titulares de cuotas participativas de la CAM, defendidos fundamentalmente por el letrado Diego de Ramón Hernández, se han personado en la causa como acusación exigiendo recuperar unos 20 millones de euros de inversión.

El fiscal Luis Rodríguez Solo sostiene que tienen derecho a ser resarcidos aquellos clientes que adquirieron cuotas participativas de la entidad a partir de marzo de 2011, cuando se dio publicidad a las cuentas de 2010, que el Ministerio Público considera falsificadas por la cúpula de la CAM.

El letrado de otro de los afectados personados, sin embargo, ha defendido que aunque los títulos fueran adquiridos antes de esa fecha, desconocer los verdaderos estados contables de la CAM –que anunciaba beneficios cuando había incurrido en la pérdida de más de mil millones de euros- también les perjudicó pues les impidió poder “salir corriendo”.

La factura de hacer frente a posibles compensaciones para los afectados amenaza con recaer en los ocho acusados del juicio, el expresidente de la CAM Modesto Crespo, los exdirectores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós, y los exaltos cargos de la caja Teófilo Segorb, Francisco José Martínez, Vicente Soriano, Juan Luis Sabater y Salvador Ochoa.

Se les acusa de falseamiento contable, apropiación indebida o estafa, y se estima que cobraron además remuneraciones indebidas por 47 millones de euros. Sin embargo, el elevado volumen de dinero en juego hace temer que no sean capaces de hacer frente a una eventual condena que obligara a pagar a los responsables civiles y subsidiarios.

Figuran en este capítulo la aseguradora Caser, por los contratos de cobertura a la alta dirección de la caja alicantina, la fundación heredera de la obra social de la CAM o Banco Sabadell, entidad que acabó adjudicándose la entidad rescatada por un euro simbólico. Las tres partes han rechazado tener que hacerse cargo de parte de la factura.

La primera sesión ha concluido con la presentación de las cuestiones previas, básicamente la presentación de nuevos documentos y la petición de las defensas de que se recuse a las acusaciones que representan a los titulares de cuotas, que el tribunal que preside Ángela Murillo presentará mañana cuando está previsto que comparezca el expresidente de CAM Modesto Crespo.

Otras claves del proceso

  • Las acusaciones: La excúpula de la CAM arranca el juicio principal por la gestión de la caja fallida con peticiones de pena que llegan hasta los nueve años de prisión. Acusan la Fiscalía, el Fondo de Garantía de Depósitos, y tres letrados que representan a particulares afectados por las cuotas participativas de la caja.
  • La salud de Crespo: La defensa del expresidente de la CAM Modesto Crespo entregó este lunes un informe médico al tribunal solicitando que pueda ausentarse del juicio, que está previsto que se alargue hasta el 21 de julio, al padecer una cardiopatía “que le incapacita especialmente en situaciones de tensión”.
  • Calendario: Tras una primera sesión de cuestiones previas, está previsto que los acusados declaren desde el martes hasta el jueves y que los peritos empiecen a comparecer el viernes.
Normas